Uno de los gadgets del año 2012 fue Raspberry Pi, el ordenador de placa única y de bajo coste para impulsar el aprendizaje de la computación en las escuelas. Su creación llevó casi seis años desde las primeras ideas y bocetos hasta su lanzamiento final, el 29 de febrero de 2012, cuando se comercializaron las primeras 10.000 unidades de Raspberry Pi B. El modelo de la fase alpha, el A (por 25 dólares en lugar de por 35), con especificaciones inferiores, llegaría más tarde. Hoy, más de dos años después de aquel lanzamiento, este ordenador se renueva con Raspberry Pi B+.

Raspberry Pi B+ no es un gran salto respecto a su predecesor, únicamente mejora algunas especificaciones manteniendo el formato y la mayoría de componentes del modelo B. Estas son sus especificaciones:

  • Procesador: Broadcom BCM2835 SoC full HD (igual que el modelo B)
  • RAM: 512 MB SDRAM 400 MHz (igual que el modelo B)
  • Almacenamiento: tarjeta microSD (en el modelo B era una SD)
  • USB: cuatro puertos USB 2.0 (en el modelo B sólo había 2)
  • Energía: 600mA hasta 1.8A a 5V (en el modelo B, 750mA hasta 1.2A a 5V)
  • Pines GPIO: 40 (en el modelo B, 26)

Raspberry Pi B+ mantiene el precio de Raspberry Pi B, el modelo anterior: 35 dólares, que son unos 26 euros al cambio. Puede ser comprado directamente a través de la web de Element 14. Quizás más de uno se lleve un chasco al ver que no han aumentado la cantidad de memoria RAM a 1 GB, y que se mantiene el ARM6 de coma flotante en lugar de actualizar a ARM9, como sí ha hecho el reciente HummingBoard. Sí se ha mejorado en cambio el consumo, gasta entre 0.5 y 1 W menos de energía. También mejora la calidad del audio al tener fuente propia.

Si estás interesado en iniciarte en la programación a nivel doméstico sin realizar un gran desembolso inicial, quizá esta sea la oportunidad perfecta. Si no tienes muy claro para qué te podría servir Raspberry Pi+ puedes echar un ojo a algunas ideas para usar Raspberry Pi en casa, por ejemplo como sustituto de Chromecast o como reproductor de música inalámbrico, entre otros. Y si quieres ir más allá, con usos creativos para Raspberry Pi, desde emular máquinas arcade hasta montar un NAS eficiente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.