De la nada y sin previo aviso Microsoft acaba de presentar el nuevo teléfono de gama de entrada: Nokia Lumia 530. Un terminal básico con Windows Phone 8.1 que será el relevo del popular Nokia 520. En esta línea confirma similares especificaciones tales como: 512 MB de RAM, pantalla de 4", 4GB de almacenamiento ampliable o cámara trasera de 5 MP.

Tiene un enfoque claramente adolescente ya que viene acompañado de un altavoz portátil para poder escuchar música en cualquier parte, el Coloud Bang, aunque habrá que comprarlo por separado. Estará disponible a partir de Agosto en ciertos mercados a un precio muy atractivo por debajo de los 100€.

Cabe destacar que habrá dos versiones, una con doble SIM y otra con SIM única, dependiendo del mercado al cual vaya enfocado. Además contará con carcasas intercambiables de diferentes colores para poder personalizarlo y vendrá con las principales aplicaciones de mensajería preinstaladas.

Así pues se confirma el abandono y muerte del proyecto Nokia X. La empresa de Redmond quiere centrarse en sus productos y amortizar sus millonarias inversiones y no conceder ni un céntimo más a Google. La llegada de Nadella, desde luego, ha provocado un terremoto en Microsoft que será duro de asimilar.

Características:

Pantalla: panel LCD de 4 pulgadas
Resolución: FWVGA (854 x 480 píxeles) a 246 ppp
Procesador: Snapdragon 200 quad-core a 1.2 GHz
Memoria RAM: 512 MB
Almacenamiento: 4 GB + ranura para microSD + 15 GB OneDrive
Cámara: trasera FWVGA de 5 megapíxeles
Software: Windows Phone 8.1
Batería: 1430 mAh
Conectividad: 3G, HSPA+, USB 2.0, Bluetooth 4.0, A-GPS y GLONASS
Medidas: 119.7 x 62.3 x 11.7 mm
Peso: 129 g