Carlos Slim invertirá en países como Brasil, Perú o Colombia. Según en declaraciones que ha hecho a Bloomberg opina que "las oportunidades de invertir en esos países son significativas". O lo que es lo mismo, "me llevo el dinero fuera de México". ¿Por qué, Carlos, por qué?

Es el segundo hombre más rico del mundo, tan solo detrás de Bill Gates
La versión oficial de esto, la que da el propio Slim, es que las clases medias en los países citados están floreciendo, lo que significa una oportunidad de negocio muy grande. Ya no sólo a nivel de telecomunicaciones, donde los nuevos llegados querrán demostrar su recién adquirido status con un teléfono de nueva generación, sino también a nivel de infraestructuras y construcción. Y esos tres sectores los toca, y además de muy buena manera, el magnate mexicano. En este sentido, las startups latinoamericanas se podrían ver beneficiadas

Sin embargo, la versión no oficial es que esta situación ha sido provocada porque el gobierno mexicano le ha obligado a vender el 30% del gigante de telecomunicaciones mexicano América Móvil/strong> al considerar que infringía la ley antimonopolio del país. A Slim, un reconocido liberal amante del baseball, no le ha sentado nada bien esta decisión así que, en consecuencia, decide invertir en otros países para que el gobierno de México, el mismo que le obliga a vender parte de su empresa, no se beneficie de su dinero.

En cierto modo me parece una decisión que va encaminada a tensar las relaciones con el gobierno del país norteamericano y que, de salir bien, se vería reflejada en una reducción del porcentaje de venta. De todos modos estas medidas no acostumbran a sentar nada bien entre los políticos y normalmente ambas partes acaban saliendo perdiendo: el gobierno pierde inversión y el inversor pierde estima entre la población al no ser vista como un patriota. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio, pero desde luego, de llevarse a cabo todo esto, Brasil, Perú y Colombia serán las grandes beneficiadas de todo esto.