cambiar de smartphone

Apple CarPlay y Android Auto van a ser los grandes protagonistas en los coches de próxima generación, los que veremos en dos o tres años, copando, entre ambos, la gran mayoría de fabricantes de automóviles. Quedan pocos nichos en los que no hayan aterrizado estos dos gigantes y no hayan triunfado: samrtphones y tablets por ejemplo, pero queda el coche, un territorio inexplorado y que van a convertir en su próximo ring.

Poder disponer de una ampliación de nuestro smartphone en la pantalla de nuestro coche, al más puro estilo duplicar pantalla suena interesante, suena incluso revolucionario. Llegar al coche, dejar nuestro smartphone en su base de carga inalámbrica y que se conecte a la pantalla de nuestro sistema multimedia es sencillo, es cómodo y es lo que vamos a ver en estos coches. Nos evitará tener que gastar una fortuna en instalar un navegador de la marca de nuestro coche que rara vez actualizaremos por su elevado coste.

Una pantalla con las funcionalidades del smartphone que tengamos.

Nos gastamos en aplicaciones para smartphone mucho dinero, ¿por qué no aprovecharlas para conducir? Usar Google Maps, Siri, el calendario, Wikango, Spotify, Deezer... puede ser una experiencia maravillosa que algunas marcas ofrecen como Ford y su Sync, que pronto veremos en muchos modelos.

Pero hay un pero, un gran inconveniente: ¿y si cambiamos de smartphone? Imaginad que queremos cambiar de smartphone: de iOS a Android, tendremos que pensar si nuestro coche será compatible, un nuevo quebradero de cabeza que están organizando estos fabricantes de tecnología para evitar que demos el salto entre plataformas con mucha facilidad. Un coche no se cambia con tanta frecuencia como un smartphone, su vida útil es mucho mayor, y lo más probable es que tengamos varios modelos durante todos esos años, bien sea por saltos tecnológicos, por gusto o por necesidades.

Windows Phone es el gran ausente en la próxima revolución en el mundo de la automoción.

El objetivo final de Apple y Google es crear un ecosistema perfecto en el que nuestro smartphone sea el corazón y el cerebro y el resto de dispositivos orbiten a su alrededor en armonía: el coche, la casa, domótica... Pero los fabricantes de coches no están por la labor y por ello muchos ofrecerán compatibilidad dual con Android y Apple, para evitar esta situación, para dar al usuario la libertad de escoger en cualquier momento de compañía sin que tengas un perjuicio en el servicio. Ayer mismo Opel confirmaba que su nuevo corsa y el sistema IntelliLink serán compatibles con ambas plataformas. Esperamos que el resto de fabricantes sigan la misma línea.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.