Trabajar con un ordenador conectado a Internet durante largas jornadas laborales tiene un pequeño peligro que puede hacer que nuestra productividad se nos vaya de las manos y acabemos cumpliendo nuestras obligaciones más tarde de lo esperado. Redes sociales, noticias, medios, curiosidades, vídeos... Demasiadas tentaciones que hemos de controlar si no queremos que el tiempo con el ordenador dedicado al trabajo y el dedicado al ocio acabe mezclándose y la jornada laboral nos ocupe todo el día. Si nuestra fuerza de voluntad no es suficiente, hay algunas extensiones de Chrome que pueden ayudarnos a mantener el foco en lo profesional. Ahí van cinco:

  • Procastrinator. Supongamos que pasamos demasiadas horas al día en, por ejemplo, Reddit. Hacia ahí dirigimos nuestra barra de direcciones de forma casi inconsciente para ver qué novedades hay, y nos acabamos perdiendo mientras buceamos en esta página. Qué bueno sería que estuviese cerrada durante nuestra jornada laboral. Con Procastrinator, podemos hacerlo posible. Tan simple como indicar qué webs queremos bloquear durante un cierto intervalo horario. Durante esas horas no podremos acceder a ellas. Facebook, Twitter, YouTube... vayan pasando.

  • RescueTime. Los últimos años han traído aplicaciones y servicios online basados en las estadísticas, así como hardware para monitorizar nuestra actividad física. Asumámoslo: a la gente nos encantan las estadísticas, nos encanta ver nuestra rutina y nuestro día a día convertidos en números y bonitas gráficas. Para tomar conciencia del tiempo que realmente dedicamos a trabajar y del que dedicamos a evadirnos durante la jornada laboral, RescueTime nos muestra exactamente así, con porcentajes, números y gráficas, el tiempo real que hemos trabajado, y en consecuencia el que hemos dedicado a alimentar el espíritu con contenidos que nada tienen que ver con nuestro trabajo.

  • Pocket. Muy utilizado para ahorrar datos móviles y enviar los contenidos interesantes que vemos en Twitter hacia una lista para leer más tarde, también puede convertirse en un aliado para nuestra productividad. Tan sencillo como habituarnos a no abrir los contenidos que queramos ver en el momento, sino enviarlos directamente a Pocket para poder verlos con calma y sin interrumpir nuestra actividad cuando acabe nuestra jornada.

  • Productivity Owl. El búho de la productividad, el vellocino de oro. Caracterizada como un animal dispuesto a ayudarnos, esta extensión funciona de forma similar a Procastrinator: genera una lista blanca de webs que podemos visitar sin problema durante la jornada laboral (también con un intervalo horario configurable) y otra lista negra que no nos dejará visitar. ¿Y qué pasa con el resto de webs? Con las no registradas en ninguna de las dos listas, nos concede un tiempo de cortesía durante el que visitarla sin problemas. Pero el búho acabará avisándonos de que volvamos a trabajar lo antes posible, en plan Pepito Grillo.

  • Clearly. A priori, esta extensión de Evernote no está completamente relacionada con la productividad, ya que lo que hace básicamente es presentar los artículos de forma despejada y simplificada, reduciéndolos a lo mínimo: texto enriquecido con un mismo diseño, respetando imágenes y enlaces... y ya. Ni banners, ni categorías, ni más elementos de la página en cuestión. Ahí es donde puede aliarse con nuestra productividad: tampoco veremos accesos a más contenidos de esa web, ni siquiera los comentarios. Así, por apetecible que sea demostrarle a alguien en Internet que está equivocado, no lo podremos hacer. Simplemente leeremos un artículo, y no tendremos otra cosa que hacer que no sea poner de nuevo el foco en nuestra actividad laboral.

Aquí sólo hay cinco ejemplos de extensiones de Chrome que quizás sean más que suficientes para cualquiera que quiera comenzar a aligerar la carga de distracciones en su día a día. Pero quizás para otros haga falta más. ¿Cuáles conoces o utilizas tú?

En Bitelia: Trucos y extensiones para mejorar la experiencia de uso de Google Chrome.