La gallina de los huevos de oro ha vuelto a poner. En este caso se trata de una nueva aventura de los Angry Birds mezclados con Transformers; dos franquicias, a priori, sin una relación aparente. Se espera su salida para el último trimestre del año ya que el merchandising, cómo no, estará en las tiendas para Navidades.
Hay que saber saltar a tiempo de las modas y no dejarse arrastrar por ellas
La mayor novedad que aportará este nuevo título de Angry Birds, según ha informado TechCrunch, es la creación de los Telepods: unas figuritas que se venderán, presumiblemente, por separado, y que permitirán interactuar con el videojuego de manera física. O lo que es lo mismo, una "original" manera de hacer caja con un periférico necesario para disfrutar de la experiencia de juego.

La productora finlandesa no pasa por uno de sus mejores momentos en el terreno financiero y es que según desveló la propia Rovio sus beneficios disminuyeron en un 50% entre 2012 y 2013. De lo que se deduce que este juego puede que sea un intento desesperado por reflotar la franquicia aprovechando el tirón que tendrán los robots este verano con su nueva película.

Es difícil dar con la tecla del éxito en el mundo de las apps, y más, en el de los juegos móviles. Rovio supo hacerlo con personajes entrañables y divertidos pero eso fue hace años, que en la industria móvil son siglos. Ahora la gente quiere otros juegos, otros personajes, otros retos. Y no lo mismo pero con algo de maquillaje.