Desde el sorprendente regreso del fallecido Tupac Shakur en Coachella 2012 han ido sucediendo en los últimos años una serie de actuaciones con un holograma como principal protagonista. Esta tendencia se está sofisticando y hace unas pocas horas llegó el turno de Michael Jackson durante la celebración de los Billboard Music Awards (spoiler: sí, llega a hacer un Moonwalk).

Hace muy pocos días se estrenaba "Xscape", el segundo disco póstumo de Michael Jackson. Para promocionarlo han creado esta actuación en forma de holograma, una práctica que se está haciendo cada día más común y que muestra lo que podría ser el futuro de las actuaciones musicales.