Una nueva propuesta de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA) sería la llave que resolvería los problemas energéticos que tiene el país de aquí a unas décadas. Su idea, que parece sacada de una novela de ciencia-ficción, sería la de recoger energía solar en el espacio a través de unos paneles solares y mandarla a la Tierra para su consumo.

Una vez recogida la energía solar, ésta se mandaría a la Tierra por microondas
La fuente de energía sería el sol, y la recogería unos paneles solares en una serie de plataformas que orbitarían alrededor de nuestro planeta. La idea propuesta por la JAXA sería la de recoger la energía para luego ser enviada en forma de microondas al suelo. Se cree que este proyecto podrá hacerse realidad en el año 2030, aunque se intentará realizar una demostración para el 2020.

Susumu Sasaki, un veterano investigador de la JAXA, afirma que aunque sería muy difícil y costoso llevar este proyecto a cabo, a lo largo de la historia humana, la introducción de cada nueva fuente de energía, ha provocado una revolución en la forma en la que vivimos. Si la humanidad aprobara esta nueva forma de energía, se podría considerar que tendríamos energía casi ilimitada, poniendo fin a uno de los mayores conflictos energéticos que tenemos actualmente.

Además, la medida ayudaría a Japón a sustituir la mayoría de sus plantas de energía nuclear, que se han convertido en un quebradero de cabeza para el país tras los acontecimientos de los últimos años.