La NASA se mantiene constantemente en la búsqueda de planetas similares al nuestro, nuestra querida Tierra, que cumplan las condiciones para ser "habitable" y quizás albergar vida (aunque esto es más cosa del SETI) o al menos ser habitables. Hoy la NASA ha revelado el descubrimiento de un planeta llamado Kepler-186f que cumple las condiciones necesarias para ser considerado habitable.

Con un tamaño de 1,1 veces la Tierra, y orbitando la estrella enana roja Kepler-186 a una distancia muy similar a la de la Tierra orbitando al Sol, este planeta ubicado a unos 490 años luz de nuestro sistema solar parece cumplir las condiciones necesarias para ser habitable.

La cacería de "exoplanetas" lleva años maravillando a los científicos (y aficionados) de encontrar vida en otros planetas (nuevamente, el SETI es experto en la materia) y el telescopio Kepler es protagonista en la materia. Este descubrimiento de la NASA también destaca porque el planeta conocido como Kepler-186f podría albergar agua en su superficie, como si de océanos se tratasen, y por ello se le conoce como un "gemelo" de nuestro planeta. Además, su tamaño es óptimo para coincidir con el de la Tierra.

Lamentablemente no es posible viajar a una distancia tan lejana en estos días por lo que solo nos queda observar desde nuestros telescopios al sorprendente planeta "gemelo" de la Tierra, pero sin dudas esto responde algunas dudas (a la vez que crea más preguntas) sobre cuántos planetas existirán en el Universo capaces de albergar vida como la conocemos.