8 de abril, año 2014. Una fecha que para muchos podría no significar nada, pero en el mundo de la tecnología, especialmente de los sistemas operativos, tiene un gran peso. Hoy, Microsoft pone fin al soporte de Windows XP, el sistema operativo más utilizado en el mundo desde hace años, nacido el 25 de octubre de 2001 y que tres versiones más adelante siguió liderando o al menos contando con una enorme tajada del pastel no solo entre versiones de Windows, sino entre todos los sistemas de escritorio que existen.

Para muchos, XP les sigue ofreciendo "lo que necesitan", sin tomar en cuenta los riesgos de seguridadY es que Windows XP realmente supuso un antes y un después en el mundo de los ordenadores de escritorio, y de ello no nos debe quedar dudas. Puede que muchos odiaran algunas cosas de este Windows, pero este sistema creado por Microsoft fue la joya de su corona, revolucionando por completo su interfaz y convirtiéndose casi inmediátamente en el rey de las plataformas de escritorio, para luego, una década más tarde, ser sucedido por Windows 7.

¿Por qué tantos millones de usuarios no quieren actualizar su viejo y confiable Windows XP? Por eso mismo, por lo fiable es que es ante un enredado y engorroso Windows 8 (que sin que me quede nada por dentro admito que ha mejorado mucho en Windows 8.1), el usuario promedio sencillamente no siente la necesidad de actualizar su ordenador, y esto es un error en cuanto a seguridad.

Fin de soporte de Windows XP (2)
cogdogblog en Flickr

Porque Microsoft no tiene la obligación de estar dando soporte técnico por toda la vida para este sistema, menos aún cuando ya cuenta con nuevos y mejores productos; Windows 7 supuso otro antes y después, y Windows 8.1 poco a poco se acerca a ser lo que realmente Microsof quería (así para lograrlo se haya tenido que retractar en varias cosas).

Windows XP, el rey saliente en Microsoft

Hoy en día, trece años más tarde de su nacimiento, Windows XP cuenta con un 27% (aproximado) de la cuota de usuarios en el mundo; esto quiere decir que uno de cada cuatro usuarios de computadores en el planeta, incluyendo usuarios Linux y de OS X, tiene un computador con Windows XP, un número increíble.

Microsoft tuvo que poner un poco de "mano dura" para obligar (o intentarlo) al usuario a actualizar su sistema operativo. ¿Radical? Quizás en cierto sentido, pero la actualización después de 13 años es necesaria, incluso cuando el fin de XP puede ser un problema para sistemas críticos e incluso para varios gobiernos, dado que algunos como el gobierno de Reino Unido y el de Holanda pagarán millones a Microsoft para seguir usando el viejo sistema operativo, aparentemente el gasto es menor a sencillamente actualizar toda la flota gubernamental de ordenadores.

Windows 8.1

Windows XP se retira luego de tres Service Pack y muchos años de gloria liderando el mercado. Entre Windows 8 y Windows 8.1 aún ni siquiera suponen la mitad de la cuota de usuarios de XP en la actualidad.

Por ello en ALT1040 despedimos con nostalgia al que por tanto tiempo fuera el rey en Microsoft, con ese típico wallpaper, aunque anhelamos ver más de los planes futuros de la compañía para sus sistemas, que con Windows 8.1, Windows Phone y Xbox apuntan a ser unificados en una sola plataforma, como lo pudimos ver durante BUILD 2014.

También en ALT1040 preparamos una guía de todo lo que debes saber para actualizar tu Windows XP, y en Bitelia ofrecen algunas alternativas en Linux.