Científicos de la Universidad de Washington comenzarán a usar simulación computacional en la búsqueda de planetas que pudieran albergar vida. Su estudio se centrará en las condiciones de habitabilidad de otros mundos, y surge después de que la NASA actualizara su catálogo de posibles planetas habitables.

Buscar vida en otros sistemas planetarias no es una tarea sencilla. Pero desde que el ser humano es humano, pretende encontrar cualquier rastro de organismo vivo en otros mundos. Ya sea vida inteligente o formas más sencillas, como los microorganismos, el anhelo de lograr éxitos en astrobiología no ha dejado, de momento, de ser una utopía.

Analizar los patrones terrestres servirá para compararlos con los datos de otros exoplanetasLa idea que proponen los científicos de Washington se basa en estudiar primero las condiciones atmosféricas del planeta Tierra, para comparar luego estos patrones con otros sistemas planetarios. Según su artículo publicado en la revista Astrobiology, la investigación ha de centrarse en la búsqueda de una determinada "firma química" en forma de moléculas diméricas (especialmente de aquellas que tengan relación con el oxígeno).

La simulación computacional permitirá trazar primero el comportamiento de esta firma química en nuestro planeta y atmósfera, para luego utilizar estos datos y compararlos con los de otros planetas. Para comprender la existencia y concentración de estas moléculas diméricas, la simulación computacional examinó el espectro electromagnético en varias longitudes de onda específicas.

Las moléculas que pretenden utilizar como "firma química" absorben luz siguiendo un determinado patrón. La absorción, además, se realiza siguiendo un determinado patrón en función de la densidad y la presión atmosférica a la que estén sometidas. El uso de la simulación computacional, junto con la ayuda de telescopios más potentes, como el futuro James Webb, permitirían acelerar el estudio de exoplanetas.

Si por ejemplo dentro del nuevo catálogo de la NASA encontrárarmos algún planeta donde fuera probable que se dieran las condiciones de habitabilidad, la simulación computacional y este estudio podrían ayudarnos a confirmarlo. El trabajo del equipo de Amit Misra es una buena muestra de cómo la tecnología puede ayudar a los avances científicos.