Nuestras necesidades multimedia parecen estar aumentando en los últimos años, y es por eso que de la nada hemos visto una explosión de dispositivos diseñados para añadir capacidades avanzadas de entretenimiento a nuestros televisores convencionales.

Una de las empresas que mejor ha estado haciendo las cosas en este sector es Roku, sus streamers se venden como pan caliente. La empresa asegura que solamente el año pasado pusieron en el mercado 8 millones de sus dispositivos destinados a servir contenidos mediante Internet, lo que representa un crecimiento del 70% respecto al año anterior.
Chromecast representa una seria amenaza para el modelo de Roku
Los números de Roku no están nada mal, sin embargo la empresa comienza a sentir la presencia de la competencia, y entre sus rivales, hace poco se ha añadido una casa a la que se le debe tener mucho miedo, Google. Cuando los chicos de Mountain View lanzaron al mercado su Chromecast, hicieron también una declaración de guerra directa a empresas como Roku, que han tenido que responder pronto.

La respuesta ha sido clara, y se llama Roku Streaming Stick. A grandes problemas grandes soluciones, eso debieron estar pensando en Roku, cuando decidieron compactar uno de sus streamers para hacerlo del tamaño de un Google Chromecast. Pero no todos los cambios han sido a nivel de aspecto, el nuevo streamer también tiene un corto súper recortado de 50 dólares, ofreciendo las mismas características de los equipos de entrada de Roku.

Así, por 15 dólares más respecto al precio original del Chromecast, podremos acceder a los más de 1.200 canales que Roku tiene en su haber, incluyendo las mejores opciones del momento, como Netflix y HBO Go.

Lamentablemente, Roku sigue sin dar adecuado soporte al mundo hispanohablante, por lo que tendremos que conformarnos con ver desde lejos uno de los mejores servicios de TV basados en la nube.

Participa en la conversación

1 comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario