Motorola ha sido una de las empresas referentes del sector de las comunicaciones móviles. Quizás, para algunos usuarios, el nombre de Motorola esté vinculado a Google, al ecosistema Android, a su compra por parte de Lenovo y a dispositivos como Moto G. Sin embargo, Motorola es mucho más que eso, es la compañía responsable de desarrollar el primer teléfono móvil de la historia, el mítico Motorola DynaTAC; un dispositivo que marcó un importante punto de inflexión en el sector de la tecnología y que llegó al mercado hace justo 30 años.

Pues sí, el 13 de marzo de 1984 llegaba al mercado el primer teléfono móvil de la historia, el Motorola DynaTAC 8000x, un dispositivo que nos permitía hablar por teléfono en cualquier lugar y sin necesidad de estar sujetos a un espacio físico concreto. Si bien las primeras redes de telefonía móvil nacieron en los años 70 y, en esta época también nacieron los primeros dispositivos en forma de prototipo, tuvieron que pasar 10 años hasta que llegase a manos de la FCC (Federal Communications Commission) un dispositivo comercial que consiguiese la aprobación de este organismo.

Martin Cooper
Motorola

Vinculado al Motorola DynaTAC está el nombre de Martin Cooper, Director Corporativo de Investigación y Desarrollo de Motorola en 1972, y Rudy Krolopp, responsable de llevar a buen puerto el desarrollo del primer teléfono móvil de Motorola. Tras el primer prototipo de teléfono móvil (que fue famoso por usarse para llamar a Joel Engel de los Laboratorios Bell de la AT&T para comunicarle que le habían "ganado la carrera"), Motorola invertiría más de 100 millones de dólares de la época en I+D para poder desarrollar el Motorola DynaTAC.

El Motorola DynaTAC 8000x se puso a la venta el 13 de marzo de 1984 aunque, eso sí, se presentó en sociedad en septiembre de 1983. El mítico DynaTAC, que muchos habrán visto en películas, fotografías y series de televisión de los años 80 y 90, tenía un precio de venta de 3.995 dólares de la época que, hoy en día, sería un equivalente a 9.460 dólares; era un auténtico "ladrillo" que pesaba 800 gramos y tenía unas dimensiones de 33 cm x 4,5 cm x 8,9 cm (alto, ancho y grosor), si se quitaba la antena, el dispositivo medía 25 centímetros de alto.

El primer teléfono móvil comercial ofrecía a los usuarios (principalmente ejecutivos y altos mandatarios) una autonomía de 30 minutos de conversación, requería 10 horas para cargar su batería e incluía una pantalla realizada con displays LED de 7 segmentos de color rojo que mostraban el número marcado. Ofrecer un dispositivo así era un gran salto cualitativo para los usuarios, hasta ese momento los teléfonos móviles llevaban un gran maletín con su batería o se tenían que instalar en los coches, Motorola DynaTAC ofrecía libertad de movimiento.

Motorola DynaTAC
[Dicky] en Flickr

Pese al precio, el DynaTAC fue un gran éxito de ventas. Políticos, Jefes de Estado y grandes ejecutivos fueron el público objetivo de este dispositivo y, en apenas un año, se vendieron más de 300.000 unidades. El lanzamiento tuvo gran impacto y podían encontrarse listas de espera de hasta 1.000 usuarios que tenían que esperar la reposición de stock para acceder a uno de estos teléfonos móviles.

La serie DynaTAC estuvo activa en Motorola hasta el año 1992 y causó un gran impacto en el mercado. Las redes móviles nunca se hubieran extendido en uso sin dispositivos como el DynaTAC de Motorola; en ese momento, la telefonía móvil era un símbolo de estatus social y es algo que pudimos ver retratado en el cine en películas como Wall Street (Gordon Gekko, el protagonista, usaba un DynaTAC), en los "niños ricos" de la serie "Saved by the Bell" y en los ejecutivos de American Psycho.

El Motorola DynaTAC es, sin duda, un dispositivo mítico que cambió el mundo que conocemos; un terminal pionero que también nos sirve para comprobar cómo ha evolucionado la tecnología en los últimos 30 años.