El año pasado, más o menos por esta época, se habló mucho de una moneda virtual que circulaba a través de Internet y que llamaba Bitcoin. No era algo nuevo, era una moneda que llevaba tiempo circulando pero la situación de crisis económica en países como Chipre terminó convirtiéndola en una especie de valor refugio y se disparó su valor. Sitios de compra-venta de Bitcoins como Mt.Gox se hicieron extremadamente populares; sin embargo, un año después, esta web de compra-venta ha cesado sus operaciones tras un oscuro periplo de rumores sobre pérdidas, insolvencia financiera y bancarrota.

Mt.Gox se había convertido en el sitio de referencia para la compra-venta de Bitcoins; de hecho, el valor del Bitcoin se solía mirar siguiendo la cotización que este sitio web actualizaba de manera constante basándose en la oferta y la demanda de esta moneda virtual. Sin embargo, Mt.Gox ha cesado sus operaciones tras publicar un escueto comunicado indicando que, por protección de las operaciones y de sus usuarios, pararán todas las transacciones indefinidamente, estarán al tanto de lo que ocurra y trabajarán en una respuesta a lo que está pasando.

Para alguien que se haya enterado del cierre de Mt.Gox ahora mismo, todo esto le sonará extremadamente críptico y extraño pero, en los dos últimos días, se ha estado hablando mucho de Mt.Gox a raíz de publicarse un artículo que exponía un documento de Mt.Gox, teóricamente confidencial, que ponía de manifiesto los problemas que tenía este lugar de compra-venta de Bitcoins. Según este documento publicado por Ryan Selkis, cuya autenticidad no se ha verificado, Mt.Gox fue víctima de un ataque que le hizo perder el equivalente a 350 millones de dólares en Bitcoins, es decir, 744.408 Bitcoins; un ataque que, por tanto, dilapidaba los fondos de Mt.Gox y terminaba con su solvencia.

Si el lugar de compra-venta de Bitcoins resulta ser vulnerable y le roban 350 millones de dólares, la verdad, nos encontraríamos ante un problema muy grave. Tanto es así que el documento filtrado plasmaba un "plan de acción" ante esta crisis. Perder 350 millones de dólares en fondos puede mandar al traste a cualquier compañía y, evidentemente, Mt.Gox se podría encontrar al borde de la bancarrota si son ciertas las afirmaciones del documento filtrado (con un posible cambio de nombre en ciernes y un resurgimiento de la compañía "cuando pase la tormenta").

Que Mt.Gox haya cesado sus operaciones no hace más que añadir más argumentos que sostengan que, realmente, el sitio de Bitcoins se encuentra en un problema grave; un hecho que aún se sostiene más si tenemos en cuenta el comunicado conjunto que han hecho varias empresas vinculadas a la compra-venta de Bitcoin en la que se desmarcan de Mt.Gox e intentan tranquilizar a los usuarios comprometiéndose con la seguridad en las transacciones y apuntando a que los sucedido en Mt.Gox es, prácticamente, debido a las acciones realizadas por Mt.Gox.

¿Es el fin del Bitcoin? No creo que el cese de las operaciones de Mt.Gox sea el fin del Bitcoin; sigue siendo una moneda virtual muy activa que sostiene múltiples (y lucrativos) negocios en la red. El revés de Mt.Gox lo que sí debería marcar es una mejora en las medidas de seguridad de las empresas de compra-venta y que ejercen de "monedero" de los usuarios; deberían ver este caso como un gran toque de atención para mejorar la seguridad de sus sistemas y poner a buen recaudo el capital de sus usuarios.

De todas formas, creo que esto puede afectar un poco en la confianza del usuario a este tipo de monedas, sobre todo a los usuarios que entraron en el universo del Bitcoin buscando un "valor refugio" con el boom del año pasado alrededor de este tipo de monedas virtuales. Quizás el golpe de realidad del hack a Mt.Gox sirva para mostrarnos que aunque Bitcoin se apoye en la criptografía, toda la cadena que interviene alrededor de esta moneda también necesita garantías y controles.

Bitcoin no depende de los mercados pero, la ausencia de un regulador, también provoca una falta de respaldo que pone en tela de juicio la seguridad de este tipo de monedas.

¿Y cómo pudo Mt.Gox perder 350 millones de dólares?

La gran pregunta que surge alrededor del cese de las operaciones de Mt.Gox y su posible insolvencia financiera es ¿cómo pudo llegar a esta situación? Según el documento filtrado, que analiza precisamente este hecho y sus consecuencias, Mt.Gox fue víctima de un ataque en el que, literalmente, les robaron sus fondos de moneda digital.

Mt.Gox depositaba los Bitcoins que custodiaba en unos "monederos" que, si estaban en uso, estaban conectados a Internet (monederos calientes) pero que si estaban en depósito tendrían que estar desconectados . Este sistema de almacenamiento, realmente presentaba un bug que permitía acceder a los monederos en depósito; concretamente, en el lapso de tiempo en el que un monedero en sepósito se conectaba a la red, éste era vulnerable y se podía sustraer el dinero almacenado.

Poco a poco, las reservas de Bitcoin de Mt.Gx fueron, supuestamente, esquilmadas y así es cómo la compañía ha llegado a esta situación.