Una de las sensaciones más intrigantes que padecen las personas con miembros amputados es conocida como dolor fantasma. Estos problemas, que incluyen hormigueo, entumecimiento o sensación de calor o frío, son notados por los pacientes como si el miembro amputado (brazos o piernas) estuviera todavía ahí.

Dentro de los tratamientos de neurorrehabilitación más usados se encuentra la "terapia en espejo". Aunque no se conoce exactamente cuál es el mecanismo por el que se reduce el dolor fantasma al "engañar" a nuestro cerebro con un espejo en el que reflejamos el miembro que ya no está, lo cierto es que este tratamiento es bastante exitoso desde los años noventa.Realidad virtual y videojuegos podrían utilizarse para aliviar el dolor fantasma

Max Ortiz Catalán, un científico mexicano que trabaja en la Universidad de Tecnología Chalmers de Suecia, ha demostrado que el uso de la realidad virtual y de videojuegos podrían servir como alternativas terapéuticas para tratar de curar este intrigante dolor fantasma.

Para ello, los pacientes con miembros amputados son colocados delante de una pantalla con una cámara de vídeo que registra sus movimientos. Los médicos implantan electrodos en la proximidad de la región amputada, para monitorizar la actividad eléctrica de los nervios de esta zona. Gracias a la realidad virtual, los voluntarios pueden observar en la pantalla cómo desplazan un brazo que en realidad no existe.

En el tratamiento también se han probado videojuegos, en los que los pacientes se "desplazan" ficticiamente mediante las diferentes señales eléctricas registradas por los electrodos. Estas señales son "traducidas" mediante algoritmos complejos, y su aplicación parece ser capaz de reducir drásticamente el dolor fantasma.

Los resultados de Ortiz Catalán han sido publicados en la revista Frontiers in Neuroscience, y son una buena muestra de cómo la tecnología puede ayudar en el cuidado de la salud. La realidad virtual y los videojuegos se plantean ahora como sólidas alternativas frente a terapias más convencionales.