La fecha ya está pautada. El día 8 de abril de 2014 será un día de luto para muchos amantes de la tecnología; se nos va un grande. Microsoft finaliza oficialmente el soporte a Windows XP luego de más de una década de haber nacido; para Microsoft, el sistema está muerto, y desde hace bastante tiempo viene advirtiendo a los usuarios que ya es hora de actualizar su plataforma, de renovarse y optar por un sistema operativo más reciente, sea cual sea, aunque mejor si es Windows 8, por supuesto.

Para el 8 de abril de este año está pautado el fin del soporte a Windows XPEl detalle está en que el fin de una era, como la de Windows XP, no es tan sencillo; y esto en Microsoft lo saben, por lo que aún y después de tanto tiempo han ofrecido dar parches "anti-malware" por un año más, hasta entrado 2015. Solo con motivos de mejorar la seguridad del sistema, y sencillamente, dado que Microsoft es el responsable del sistema operativo más utilizado en el mundo; y Windows XP es la segunda versión más usada, entre todos los sistemas, solo superado por Windows 7 (y desde hace poco tiempo).

Pero no es tan sencillo porque desde el lanzamiento original de Windows XP hace más de diez años, son muchísimos los computadores y diferentes tipos de sistemas que han adoptado la plataforma, incluyendo claro está, sistemas críticos.

Cuando hablamos de sistemas críticos nos referimos a dispositivos o plataformas que manejan contenido o información de carácter sensible, como por ejemplo, los cajeros automáticos a los que introducimos una tarjeta y contraseña para extraer dinero de nuestras cuentas bancarias. Sensible, porque manejan nuestro dinero, tan sencillo como esto.

atm windows

Y según el más reciente reporte de Bloomberg Businessweek y The Verge, quienes se han puesto en contacto con la firma NCR, mayor proveedor de cajeros automáticos para los Estados Unidos, nada menos que el 95% de los cajeros automáticos en el mundo funcionan a base de Windows XP, y esto, supone un gran riesgo.

Windows XP da vida a la mayoría de cajeros automáticos

Dejar sin soporte oficial a XP es indirectamente lo mismo a dejar sin soporte oficial a todos estos cajeros. ¿Que los proveedores y fabricantes de cajeros debieron prever que este día llegaría y actualizar más rápido sus plataformas?, sí, pero cuando hablamos de sistemas críticos, actualizar no es tan sencillo como comprar la nueva versión de Windows en tu tienda más cercana e instalarla usando un DVD.

Poco a poco los cajeros están siendo actualizados a Windows 7 y en algunos casos a una distribución personalizada de Linux, pero el problema persiste a gran escala, por lo que la solución incluso la han encontrado algunas empresas en acordar con Microsoft el soporte extendido a Windows XP por un año más, solo para sus cajeros.

Y el caso de los cajeros automáticos se ve complementado con que ya existen método o hacks para alterar el funcionamiento de estos dispositivos cuya función es tan importante, además de que tantas personas en el mundo usan PIN inseguros, por lo que la falta de soporte oficial en Windows XP no hace más que agravar el problema.

fin de soporte de Windows XP
Caco Oportot en Flickr

Considerar los sistemas críticos como la excepción a la regla en cuanto al fin de soporte de Windows XP, no es una idea descabellada¿La culpa? No es de Microsoft; Windows XP tiene más de 12 años en el mercado y hace un par de años la empresa va advirtiendo que el soporte se acercaba a su fin, por lo que los usuarios, incluyendo las empresas, debían acelerar la adopción y actualización a nuevas plataformas.

¿La solución? Aunque no sea culpa de Microsoft, la empresa de Redmond debe entender y hacer excepciones para lo que concierne a sistemas críticos como estos. A nivel empresarial y en plataformas delicadas y que manejan datos tan importantes y con niveles críticos de seguridad, como el caso de los cajeros, no se les puede tratar de la misma forma que al usuario terco en actualizar. Hay muchas medidas y procedimientos a tomar en cuenta antes de dar el salto, es cambiar toda la plataforma y en algunos casos, incluso, cambiar el hardware del aparato.

Microsoft debería considerar excluir a los sistemas críticos, momentáneamente, de sus planes de finalizar el soporte de Windows XP, Darles un plazo un poco más largo. Pero tengamos claro que Windows XP debe morir, sí o sí, lamentablemente. Ya son tres las versiones posteriores (incluyendo al infame Vista) por lo que ninguna empresa, ni siquiera Microsoft con todo su potencial, está obligada a dar soporte ilimitado y atemporal a sus productos. Muchas cosas han cambiado en la última década, es hora de aceptar lo nuevo.