Llegan más miembros a la familia OM-D, os presentamos a la Olympus OM-D E-M10, una cámara sin espejo y con un cuerpo metálico compacto que apuesta por reducir el tamaña y el precio, dos cualidades que seguro que buscan la mayoría de los amantes de la fotografía.

Esta cámara recuerda a su "hermana mayor", la E-M5 , aunque con la E-M10 se busca atraer a un público más amplio, presentando unas especificaciones "más humildes" y un tamaño más reducido. Incluye el mismo procesador de imagen TruePic VII (el mismo que la E-M1) y un sensor CMOS de 16 megapíxeles. El resto de especificaciones quedarían de la siguiente manera:

  • Conexión Wi-Fi integrada
  • Pantalla LCD abatible de 3 pulgadas
  • Visor electrónico de 1.440.000 puntos de resolución
  • Ráfagas de hasta 8 fotogramas por segundo
  • Autoenfoque “FAST AF”
  • Estabilizador de imagen de 3 ejes
  • Flash integrado
  • Cuerpo sellado y resistente al agua

Olympus OM-D E-M10

En cuanto al precio y disponibilidad, llegará al mercado a mediados del mes de febrero. Su precio rondará los 600 euros (unos 700 dólares), pudiendo comprarse con un objetivo zoom de 14-42 milímetros por 700 euros (800 dólares) o con el nuevo M.ZUIKO DIGITAL 14-42mm 1:3.5-5.6 EZ motorizado por 800 euros (900 dólares).