Lo que arrancó siendo un rumor se ha terminado convirtiendo en una realidad, Lenovo ha comprado Motorola por algo menos de 3 mil milllones de dólares. La noticia, sin duda alguna, nos ha dejado en estado de shock porque Google pagó 12.500 millones de dólares por Motorola Mobility en agosto de 2011 y, en este tiempo, los de Mountain View han reestructurado la compañía y su portfolio de productos y la han catapultado desde la mediocridad a convertirse en todo un referente del mercado.

Aunque el acuerdo aún necesita el visto bueno de las autoridades de Estados Unidos y China, esta operación entre Google y Lenovo va a dar mucho que hablar en los próximos meses y marca un interesante punto de inflexión en el segmento de los dispositivos móviles y, concretamente, dentro del ecosistema Android.

Motorola, el necesario punto de inflexión para Android

Google, a través de Motorola, ha demostrado a los fabricantes que se pueden hacer las cosas de otra manera.
Tras el letargo en el que Google sumió a Motorola, los de Mountain View la han transformado por completo. Motorola, en estos 2 años, ha pasado de ser una compañía mediocre sin impacto en el mercado, a ser la responsable de dos de los smartphones de los que más se ha hablado en 2013: Moto G y Moto X. La transformación que Google ha provocado en Motorola nos ha demostrado algo extremadamente importante para el ecosistema Android: otra gama baja es posible.

En la comunicación oficial de la operación, Larry Page ha comentado una cosa muy interesante, precisamente, en esta línea. Google, a través de Motorola, ha revitalizado el ecosistema Android con el desarrollo del Moto X y el Moto G; han subido el listón y han sido un gran tractor para que el resto de fabricantes no pierdan el foco entre capas de personalización que ofrecen experiencias de uso nefastas.

Android necesitaba que Google llamase la atención de los fabricantes y, con Motorola, así lo hizo al presentar dispositivos de gran calidad, buen precio y gran experiencia de uso (sin el barroquismo de las capas de personalización). En una semana en la que se ha hablado de la "muerte" de la gama Nexus y la apuesta por los dispositivos con "stock Android", es decir, los terminales Play Editions; creo que se ve bastante claro el gran cambio que ha marcado Motorola dentro del ecosistema Android.

usuarios de Android
Flikie

El ecosistema Android necesitaba que Google reordenase las cosas y lo ha hecho a través de Motorola y sus patentes.

Sí, Android había llegado a una situación en la que la plataforma era un simple "cimiento" sobre la que los fabricantes construían su propia experiencia basándose en sus propios desarrollos y aplicaciones; poco a poco, se había relegado la plataforma a un segundo plano y había quedado tan diluida que en el pasado MWC 2013 Android no tenía una "presencia propia".

Cumplida la misión de reorganizar el ecosistema Android, Motorola se había convertido en una especie de lastre para Google. El sector de los smartphones es altamente competitivo y es complicado provocar un vuelco en el mercado con una oferta que se reduce a 2 dispositivos (por muy buenos que sean) frente a la artillería que tienen Samsung, Sony, HTC, Huawei o ZTE.

El foco de Google está en Android como plataforma

Motorola Mobility era un lastre financiero para la cuenta de resultados de Google. La filial de Google acumuló unas pérdidas operativas de 248 millones de dólares y solamente generó unos ingresos de 1.184 millones de dólares durante el tercer trimestre de 2013 y, la verdad, dudo mucho que los datos que se presenten mañana sobre el cuarto trimestre de 2013 sean mucho mejores.

Google se enfocará en Android como plataforma, dejará los smartphones a los fabricantes.

Siempre se habló del gran activo que tenía Motorola con su portfolio de patentes; de hecho, aunque Google haya vendido Motorola por un 25% de lo que le costó, los de Mountain View no han soltado las patentes, solamente han vendido una parte de Motorola (la que está enfocada en el desarrollo de smartphones).

Las patentes son el gran activo y, finalmente, no se marcharán de Google; este gran tesoro es uno de los pilares de esta nueva etapa del ecosistema Android. Las patentes de Motorola han permitido a Google mejorar mucho su plataforma y, en este sentido, los esfuerzos de los chicos de Mountain View van a centrarse en esta tarea.

Google se va a enfocar, en exclusiva, en el desarrollo de Android como plataforma pero no en desarrollar smartphones. Con esto no quieren decir que abandonen el hardware sino que su objetivo es innovar y ven mayor rédito en las aplicaciones para el hogar (Chromecast), los wearable devices (Google Glass) o en fórmulas disruptivas como, por ejemplo, Project Ara (un proyecto que se sigue manteniendo porque el grupo de tecnología avanzada de Motorola se integrará en el core del equipo Android de Google).

phonebloks motorola project ara

Por tanto, al enfocarse en Android como plataforma, Google dedicará sus esfuerzos a velar por el ecosistema Android y sus partners a la integración de la plataforma en sus dispositivos. Y si alguien tenía dudas del liderazgo de Google en Android, hasta Samsung parece volver a la "senda principal" y eliminar la gran divergencia que marcó su nuevo interfaz Magazine UX.

De hecho, el gran acercamiento de Samsung y Google para compartir sus patentes es un detalle que no debemos olvidar para entender mejor la gran labor de reordenación del ecosistema Android que Google ha estado haciendo. Si te quieres llevar bien con tus partners, quizás no sea una buena táctica competir con ellos con tu propio fabricante, ¿verdad?

Lenovo
Ming Xia en Flickr

Lenovo: la gran apuesta por Estados Unidos, Latinoamérica y Europa

Lenovo usará a Motorola como punta de lanza de su expansión por Estados Unidos y Latinoamérica. La marca Motorola tiene gran valor.

¿Y qué gana Lenovo con toda esta operación? Es difícil evaluar si Google recuperará la inversión con las patentes que se ha quedado pero, lo que sí está claro, es que Lenovo ha pagado un 25% de lo que Google pagó por Motorola hace algo más de 2 años.

Lenovo, en los últimos tiempos, ha estado muy activa en la adquisición de "líneas de negocio deficitarias" y se ha convertido en el mayor fabricante de PCs del mundo. En el año 2005, la compañía de origen chino, se hizo con la división de computadores de IBM y, poco a poco, ha ido fagocitando la división de ordenadores de NEC (2011) o, incluso, han comprado recientemente la división de servidores de gama baja de IBM.

Aunque Lenovo sea una empresa de origen chino, su gran aspiración es el mercado estadounidense y, de hecho, la compañía tiene gran presencia en este mercado manteniendo sede oficial (la misma que tenía la división de PCs de IBM) y también con capital de Estados Unidos dentro de su accionariado (IBM, por ejemplo). Lenovo ya fabricaba smartphones pero su impacto en el mercado es muy limitado; quizás en China o en países emergentes tienen su nicho de mercado pero en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica pasan desapercibidos.

Lenovo ha gestionado bien los portfolios que ha comprado, podría hacer buenas cosas bajo la marca Motorola.

Sin embargo, tanto el Moto X como el Moto G han sido una gran revolución en estos mercados identificados como prioritarios para Lenovo; mercados en los que la marca Motorola funciona bien y en los que Lenovo querría entrar usando Motorola como punta de lanza. Precisamente, Lenovo va a jugar con las marcas y sus productos llevarán la "marca de la casa" en China y en Estados Unidos y Latinoamérica usarán la de Motorola (para identificarse mejor con el público objetivo).

En estos años, Lenovo ha sabido gestionar muy bien los portfolios de productos que adquiría y hay que reconocer que lo han hecho muy bien con la gama profesional de portátiles; comprar Motorola les permitirá explotar una marca con mucho potencial y, si no bajan el listón que han alcanzado el Moto G y el Moto X, pueden hacer grandes cosas. De hecho, Google les ha abierto las puertas de su colección de patentes, así que tienen una buena base para su gran desembarco en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.