conducción autónoma

Volvo quiere iniciar una nueva etapa en la movilidad del futuro y para ello ha escogido la ciudad de Gotemburgo, Suecia, para ser coprotagonista de un proyecto que debe dar a conocer todas las bondades de la conducción autónoma.

Volvo es el artífice de este proyecto apoyado por la Administración Sueca de Transporte, la Agencia Sueca de Transporte, el Parque de las Ciencias Lindholmen y la Ciudad de Gotemburgo. El objetivo es colocar a Suecia y a Volvo como los líderes en el desarrollo de la movilidad del futuro.

Casi nadie piensa que un avión vuela con el piloto automático y esa sensación se quiere trasladar a los vehículos.

El proyecto, denominado Drive Me, quiere realizar la primera prueba a gran escala de conducción autónoma empleando para ello 100 vehículos en 2017. Aunque iniciará su camino en 2014 con la investigación inicial y el desarrollo de la tecnología.

Esta prueba de conducción autónoma sería la primera que se realizaría en condiciones normales, en carretera abierta mezclando unidades convencionales con los de Volvo, y puede suponer un gran avance para el sector. 100 vehículos Volvo adaptados para conducir sin necesidad de conductor circularán por unos 50 kilómetros de las principales arterias de la ciudad incluyendo autopistas y tramos con atascos. Erik Coelingh, especialista técnico en Volvo realizó estas declaraciones durante el comunicado oficial del proyecto:

Nuestro objetivo es que el coche pueda lidiar de manera autónoma con todas las situaciones posibles del tráfico diario, incluyendo abandonar el tráfico y para en una zona segura si el conductor no pudiese tomar el control por la razón que fuese.

El fomento de la conducción autónoma es parte de la meta que se puso Volvo hace unos años en la que nadie resultaría muerto o gravemente herido en uno de sus vehículos a partir del año 2020. Es por eso que, cuando probamos el V40 CrossCountry quedamos tan sorprendidos por la cantidad de dispositivos de ayuda a la conducción.

Algo muy importante que hay que destacar es que los coches podrán manejarse sin problemas deshabilitando el sistema de conducción autónoma en cualquier momento para la tranquilidad del resto de usuarios de la vía. Como extras, Drive Me, incluirá varios servicios relacionados con la conducción autónoma caso del sistema de estacionamiento totalmente automatizado.

La gran duda recae como siempre en la manera de interactuar del sistema con el resto de conductores y peatones. Desde Volvo aseguran que sus coches ya son capaces de frenar ante la presencia de un viandante, de detectar vehículos en el ángulo muerto y de frenar automáticamente ante una situación de emergencia. Según la marca no deberíamos preocuparnos, aunque habrá que esperar hasta 2017 para verlo en funcionamiento.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.