Pocas empresas (de las más comerciales, al menos) pueden presumir al nivel de Google en cuanto a innovación. Los responsables del motor de búsquedas más popular y utilizado en el mundo son famosos por realizar ciertas propuestas en materia tecnológica cuando menos, peculiar, por así decirlo, de las cuales muchas terminan descartando y solo unas pocas triunfan o al menos reciben el apoyo de Mountain View por un largo tiempo.

Andy Rubin vuelve a ser clave en el futuro de GooglePor ejemplo, tenemos el caso de Google+, una red social que no termina de despegar en cuanto a popularidad pero Google no se rinde y tiene ya un par de años esforzándose para lograr el éxito en algún momento. Una comparación un tanto arriesgada, pero que demuestra lo terco, para bien, que puede ser Google cuando cree en un proyecto.

Y lo mismo lo podemos ver en el campo de la tecnología más cruda y pura, tanto hardware como dispositivos totalmente innovadores. Hemos visto cómo Google nos ha presentado automóviles que se conducen solos, e incluso las primeras gafas inteligentes, Google Glass, como parte de sus proyectos netamente innovadores más ambiciosos.

Pero un nuevo proyecto nace en los cuarteles de Google, y su futuro "luce brillante".

Hace algunos meses nos tomó muy desprevenidos la noticia de que Andy Rubin, padre del sistema operativo móvil Android y su máximo responsable dentro de los cuarteles de Google (desde que la empresa comprara la invención de Rubin y su pequeña empresa, Android Inc.), abandonaba el proyecto y esa división de la empresa, para dedicarse a "sus otras pasiones".

Personalmente, fui de lo que pensaron que los días de Rubin en Google se habían acabado por alguna razón que no conocíamos. Pero luego Rubin anunció su próxima ambición y proyecto en Google: dedicarse a impulsar la robótica; volviendo así a una de sus pasiones antes de entrar en Google, e inclusive antes de desarrollar Android.

Pero, ¿qué se propone Google en materia de robótica? La respuesta no la sabremos sino hasta dentro de varios años, pero luego de la noticia de que hace algunos días Google compró Boston Dynamics, reconocida empresa creada por miembros del prestigioso instituto técnico de Massachusetts (MIT) que se dedica a inventar y fabricar robots, incluso para usos militares, podemos ver que la apuesta de los de Mountain View es muy en serio, y ambiciosa.

Google está invirtiendo en robótica

Boston Dynamics es una empresa muy conocida en el mundo de la robótica. Sus prototipos y creaciones hasta ahora, algunos incluso han sido encargos de DARPA, han logrado sorprender al mundo, y sin duda esta compañía será parte vital en el futuro de los robots, y todo eso que desde muy chicos hemos imaginado para "el futuro".

Entre las creaciones de Boston Dyanamics, por ejemplo, se encuentra WildCat, un cuadrúpedo mecanizado que puede correr y galopar, haciendo mucho ruido, sí, pero siendo capaz de emular los movimientos naturales de felinos como el leopardo para alcanzar altas velocidades.

Por otro lado, también Boston Dynamics ha desarrollado algunos otros robots prototipo como "BigGod" (otro cuadrúpedo, este capacitado para andar sobre hielo y nieve y derribar objetivos con su propio peso) o por supuesto, el peculiar y bastante perturbador e inquietante robot mecanizado con forma de humano, PETMAN, que el DARPA (agencia de investigación del departamento de defensa de los Estados Unidos) encargó con propósitos militares como probar las ropas y trajes especiales que utilizan los soldados.

Pero más allá de Boston Dynamics, no muchos han hecho eco de que Google compró otras siete compañías dedicadas a la robótica, así que su apuesta es por todo lo alto en la materia, y veremos a Andy Rubin y una división que nace desde los laboratorios de Google X (rama más creativa e innovadora en muchos sentidos de la empresa) apostar a todo dar en la robótica, y esto podría ser muy prometedor.

El Nexus del futuro

El hecho de que Google haya comprado una empresa dedicada, actualmente, a desarrollar robots como contratista para un ente militar no significa que la compañía de Sergey Brin y Larry Page vaya a dedicarse a ello. De hecho, voceros de Google ya han asegurado que aunque Boston Dynamics cumplirá y terminará sus contratos con DARPA, Google no pasará a ser una contratista militar (y si lo fueran, dudo que lo dieran a conocer) pero sí se dedicarán a innovar en materia de "robótica práctica", útil, y por qué no, comercial.

Esto es una oda para cualquier fanático de la ciencia-ficción, como tantos somos desde chicos. Aquí no esta,os hablando de ningún Skynet (y esperemos que se mantenga así), hablamos de robots útiles para el día a día, robots que faciliten nuestra vida y que estén presentes en muchos aspectos, incluso en los servicios postales.

google robots bostonb dynamics

"He visto cosas que tu gente no creería. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia"Y es que no solo Google está invirtiendo en robótica, aunque si ha sido la que apuesta con más fuerza (por ahora) por innovar en este campo. Hace algunas semanas vimos cómo Amazon anunciaba su interés en crear drones que entreguen paquetes a quienes realizaban sus compras, o también tenemos a Apple con su interés al invertir en el desarrollo de sistemas automatizados que aceleren sus líneas de producción.

La robótica, está a la vuelta de la esquina para todos. Google estima que en unos diez años estaremos viendo el fruto de esta inversión que han hecho, por lo que ciertamente son planes a largo plazo, pero muy prometedores.

Hay tantas posibilidades relacionadas al mundo de la robótica que no necesariamente tienen que ver con Androides, que estamos ante un mercado virgen y que cualquiera puede explotar al ser pionero. En la ciencia ficción existen robots como R2-D2, C3PO, "Robotina" y pare de contar. Robots dedicados al servicio de la humanidad, a facilitar nuestras tareas y actividades del día a día.

¿Suena fantasioso y utópico? Quizás hoy en día así lo haga, pero luego de que Google y todos estos titanes de la tecnología estén invirtiendo dinero y recursos en hacer realidad este tipo de creaciones, puede que no pase mucho tiempo hasta que veamos a un verdadero Nexus 6 de Google, aunque menos filosófico. No por nada toda la familia de móviles y tablets de los de Mountain View usan esta denominación. Esta empresa tiene pasión por la robótica, y me confieso desesperado de ver los resultados.