Xbox One

Algunos "afortunados" poseedores de una Xbox One han estado reportando una serie de fallos relacionados con la unidad óptica de la videoconsola, haciendo un ruido casi insoportable cada vez que se introduce un disco en el dispositivo. Algunos usuarios han conseguido solucionar este error con sus "propias manos", aunque los métodos no son los más ortodoxos.

Hace unas horas precisamente publicábamos que Microsoft ha decidido compensar a los usuarios regalando un juego a los usuarios que hayan reportado este problema. La compañía envió un correo electrónico a los afectados para que elijan entre 4 videojuegos descargables: Dead Rising 3, Forza Motorsport 5, Ryse: Son of Rome, Zoo Tycoon, algo que podría suavizar el disgusto que deben estar pasando.

Como se puede ver en el vídeo, cuando se introduce un juego la Xbox One empieza a emitir un ruido muy molesto. Sin ningún tipo de cortes en la grabación se ve como el usuario le da la vuelta a la videoconsola y empieza a darle una serie de golpes en la parte trasera. Haciendo esta operación se ve como milagrosamente el ruido desaparece.

Truco parecido a cuando soplábamos en cartuchos para que funcionasen No recomendaría a nadie empezar a golpes con los productos electrónicos. Parece la típica solución a la que recurres cuando no tienes ni idea o algo mejor que hacer, pero al parecer en esta ocasión funciona, ya que el protagonista del vídeo asegura que coloca una pieza que está fuera de sitio y es la causante del ruido.

Lo primero que me recordó al verlo es algunas técnicas a las que recurríamos hace años cuando no nos funcionaba algún videojuego, como por ejemplo soplar en los cartuchos de las videoconsolas antiguas cuando por algún motivo no arrancaban. Si, desgraciadamente, sufrieras de este problema lo más recomendable es ponerse en contacto con Microsoft y que procedan a reemplazarte la Xbox. Los más osados siempre podrán recurrir a este truco y jugar a Street Fighter con ella para repararla.