La adaptación de vehículos híbridos, y los que no son híbridos, a GLP es algo relativamente habitual, sobre todo entre los taxistas, que ven en ello una excelente manera de ahorrar dinero. El menor precio del Gas Licuado del Petróleo (GLP) sumado a la posibilidad de circular algunos kilómetros en modo 100% eléctrico ha revolucionado un sector que se encuentra relativamente estancado. Es por eso que una noticia como esta, en la que un Toyota Prius GLP explota hace que el sector se paralice durante unos momentos.

El Toyota Prius dispone de multitud de kits de adaptación a GLP, en función del año de matriculación puede llegar a variar, pero en cualquier caso, Toyota no autoriza la instalación de ninguno de ellos. Por algo será, bien porque no lo ven seguro o porque no lo ven necesario o porque no cumple con los requisitos de calidad mínimos exigidos por la marca. Probablemente sea la tercera opción ya que la adaptación de un vehículo a GLP no es peligrosa si se realiza bien pero supone una manipulación del automóvil.

De los 1.500 taxis de Barcelona, apenas 150 están convertidos a GLP.

Según los testigos, el depósito de GLP, que habitualmente suele instalarse en el maletero sustituyendo a la rueda de repuesto, sufrió una deflagración hiriendo a tres personas (el conductor y los dos ocupantes del vehículo posterior) y causando algunos daños en las tiendas más cercanas a la Via Júlia, en Nou Barris. Los heridos son de carácter leve, una excelente noticia.

ara.cat
ara.cat

Todavía se desconocen las causas de este incidente, pero lo más probable es que el nivel de seguridad de llenado haya sido manipulado. Cuando se realiza una instalación, se equipa al depósito con una válvula que impide que se llene más de un 80% de la capacidad del mismo para permitir la expansión de los gases. Muchos usuarios manipulan esta válvula para permitir que entre una mayor cantidad de GLP y poder disponer de más autonomía. Esta medida de seguridad no está pensada para molestar al usuario del GLP sino para prevenir accidentes ya que en climas cálidos o húmedos puede producir incidentes. No obstante, el vehículo era de reciente matriculación y la instalación del kit GLP podría haber tenido un fallo a la hora de su manipulación.

En ALT1040 hemos querido hacernos eco de esta noticia con el mero objetivo de tranquilizar a los usuarios de GLP que existen por todo el mundo. Aún no se saben las causas, Toyota ha enviado un ingeniero para inspeccionar el vehículo y desde la Asociación del GLP todavía no tienen información veraz de lo ocurrido. Lo más importante es recordar que el GLP no explota porque sí y un vehículo híbrido tampoco.