Según un reporte del Wall Street Journal, Snapchat ha rechazado la oferta de compra de 3 mil millones de dólares hecha por la empresa de Mark Zuckerberg. Evan Spiegel, su co-fundador y CEO, asegura que no considerará vender la compañía hasta el próximo año ya que está esperando a que los números de mensajes y usuarios de la aplicación aumenten para que, por consecuencia, el valor de la compañía sea mayor. La oferta de Facebook, sin embargo, es una respuesta al intento de la empresa china Tencent (creadores de WeChat) de querer liderar a un grupo de inversores que llevarían 200 millones de dólares a Snapchat valuando la compañía en 4 mil millones de dólares.

Snapchat es una aplicación que se especializa en la mensajería instantánea. La diferencia que ofrece el servicio respecto a sus competidores es que hace que los mensajes desaparezcan después de unos segundos de ser vistos o 24 horas, dependiendo el tipo de servicio que elijas. Lo interesante aquí es que la compañía aún no ha reportado ganancias. No obstante, es una aplicación popular entre los adolescentes y adultos jóvenes. Actualmente se comparten más de 350 millones de Snaps al día.

Es importante mencionar que el reporte asegura que Facebook ya había hecho una oferta para la compra de Snapchat de mil millones de dólares y, al ser rechazada, decidió aumentar el valor de la misma. Este es el intento de compra más relevante para la compañía desde la adquisición de Instagram que hizo por mil millones de dólares. Las razones por las que Facebook querría comprar Snapchat vienen de la mano de la movilidad. La compañía ha aumentado poco a poco la parte de sus ganancias que vienen de la publicidad móvil. No obstante, ha anunciado que está perdiendo usuarios jóvenes en la plataforma diariamente. Quizá Snapchat sea la manera de recuperar ese mercado.

En junio de este año, Snapchat recaudó 60 millones de dólares de diferentes inversores. Esa ronda de inversión hizo valuar a la empresa en 800 millones de dólares. En caso de que Snapchat decida buscar obtener inversión el próximo año, Evan Spiegel buscará vender parte de sus acciones dentro de la empresa. Los asesores de emprendedores suelen recomendar vender cuando alguien quiere comprar, este no es el consejo que está siguiendo Snapchat. Sin embargo, también parece una idea inteligente esperar a que la compañía tenga un valor más grande. El problema es, ¿estará Facebook u otra empresa interesada en comprar cuando ese día llegue?