meteorito más antiguo

Christopher L. (Flickr)

Un equipo multidisciplinar de científicos de Estados Unidos, Francia, Suecia y Australia han estudiado el origen y la edad del cuerpo rocoso NWA 7533, considerado como el meteorito más antiguo de origen marciano, y que fue hallado el año pasado en el desierto del Sahara.

Las investigaciones anteriores sobre este fragmento de roca, localizado en África, habían situado su origen hace dos mil millones de años, pero un nuevo trabajo publicado en la revista Nature parece contradecir estas conclusiones iniciales. El origen del que parece ser el meteorito más antiguo de Marte descubierto hasta el momento se situaría hace 4.400 millones de años.

El trabajo de los científicos sobre esta roca, denominada Black Beauty por su enigmática apariencia, es sin duda pionero en el campo del estudio de meteoritos procedentes del planeta rojo. En la actualidad, se tiene conocimiento de al menos cien fragmentos rocosos marcianos en todo el planeta, aunque en la mayoría de los casos se trata de cuerpos mucho más jóvenes, con una antigüedad de entre 150 y 600 millones de años.Fue descubierto el año pasado en el Sahara

Black Beauty, por contra, considerado según este último trabajo como el meteorito más antiguo, está formado por cinco piezas diferentes, cuyo origen y edad es diferente. El año pasado, cuando se determinó que su origen se situaría en los dos mil millones de años, solo se había considerado el fragmento conocido como NWA 7034. El estudio de otra parte de la roca, denominada NWA 7533, habla de otra fecha anterior.

Por otro lado, también han explicado que su investigación sobre el meteorito más antiguo del mundo sitúa su origen en Marte en un período en el que el planeta rojo solo contaría con 100 millones de años. En otras palabras, Black Beauty podría haberse formado en plena juventud de Marte.El meteorito podría tener 4.400 millones de años de antigüedad

Su origen podría estar en el hemisferio sur del planeta rojo. En palabras del científico Prof Humayan, la formación del meteorito más antiguo podría haberse dado en una "etapa realmente excitante para Marte", en la que incluso el planeta pudo haber albergado vida.

Sin duda, el trabajo publicado ahora por estos investigadores sirve para seguir rastreando las pistas sobre la historia del planeta rojo. En una semana en la que hemos asistido al despegue de la sonda MAVEN, nuestra sed de conocimiento sobre Marte sigue alimentándose con trabajos como este.