Esta semana, con la publicación del Estudio General de Medios (EGM) en España, se ha hablado mucho de mensajería móvil instantánea. Alrededor del 70% de los usuarios de España usa algún servicio de mensajería instantánea para comunicarse y, de hecho, su popularidad y auge apuntan a que podría desbancar a "clásicos" como el correo electrónico (al menos para comunicaciones de carácter más personal). Los números no engañan y la mensajería instantánea se ha convertido en un servicio que ha calado a la perfección entre los usuarios y, por supuesto, comienza a mover bastante dinero.

Este año enviaremos 27,5 billones de mensajes a través de servicios como WhatsApp o LINE.

LINE anunció 300 millones de usuarios y unos ingresos de 10 millones de dólares al mes solamente por la venta de stickers (con unas ganancias trimestrales de 156 millones de dólares). La foto de LINE ilustra bien el momento en el que estamos; a pesar de que el segmento de la mensajería instantánea está algo saturado con tantos players compitiendo, aspirantes como BBM han tenido buena acogida, a LINE no le va nada mal y, aunque hubo muchas protestas con el cobro del servicio, WhatsApp ha superado los 350 millones de usuarios activos al mes.

WhatsApp sigue ocupando el trono de un segmento en el que se corre, de manera continua, a base de sprints y donde el volumen de mensajes cursados crece a un ritmo de vértigo. Según los datos publicados por la consultora Ovum, en este año 2013 habremos intercambiado alrededor de 27,5 billones de mensajes a través de servicios como WhatsApp, LINE, WeChat, BBM o Facebook Chat; una cantidad enorme de mensajes que no hace más que crecer y que podría multiplicarse por un factor de 2,5 para el año 2014.

En 2014 multiplicaremos por un factor de 2,5 la cantidad de mensajes enviados en 2013 y existirán 2.000 millones de usuarios.

Según estas proyecciones, durante el año 2014 podríamos llegar a cursar 71,5 billones de mensajes; un crecimiento de vértigo que, aunque nos pueda parecer tremendamente exagerado, lo estamos viendo en servicios como SnapChat cuya popularidad sube como la espuma. SnapChat, que según el Wall Street Journal ha rechazado una oferta de compra por parte de Facebook, está sufriendo un crecimiento espectacular tanto en uso como en masa de usuarios y está llegando a cursar 400 millones de mensajes al día.

Si nos podemos a sumar los usuarios de servicios como WhatsApp, LINE o WeChat nos damos cuenta que el dato al que apunta Ovum no está nada desencaminado. Según su informe sobre el segmento de la mensajería instantánea, para el próximo año veremos más de 2.000 millones de usuarios usando este tipo de servicios; una marca impresionante si tenemos en cuenta que el boom arrancó realmente en el año 2011.

Mensajería instantánea móvil: enviaremos más de 70 billones de mensajes en 2014

El futuro de la mensajería móvil

Si tomamos como referencia el modelo del hype cycle (o ciclo de sobreexpectación) que acuñó la consultora Gartner en el año 1995, nos seguimos moviendo en la fase inicial (o de crecimiento) de este tipo de servicios. La adopción por parte de los usuarios no para de crecer y el ritmo es cada vez mayor; sin embargo, con una competencia tan grande y cada vez más servicios disponibles, este segmento debe evolucionar y mirar hacia el futuro.

Evidentemente, es casi imposible que WhatsApp vaya a perder su trono rápidamente; sin embargo, servicios como SnapChat pisan fuerte porque han marcado la diferencia con respecto al resto de servicios y otros, como BBM, están desarrollando valores diferenciales para captar a los usuarios (la seguridad de los mensajes, por ejemplo).

Ante tanta competencia, los servicios deben marcar la diferencia: pagos, juegos, clientes de escritorio...

Los servicios adicionales también se han convertido en un factor diferencial que cada vez está tomando más peso y en LINE, por citar un ejemplo, podemos encontrar juegos sociales y también podemos realizar pagos para obtener productos (los stickers). La publicidad también se ha convertido en otra fuente de ingresos para los gestores de estos servicios y ha sido algo que hemos visto crecer en 2013; los canales patrocinados cada vez son más habituales y durante 2014 seguirán creciendo como vía de financiación (que transforma al usuario del servicio en producto).

Aunque WhatsApp aún no lo contemple y se considere un servicio en movilidad, la convergencia entre dispositivos móviles y el escritorio también es algo que hemos visto mucho en 2013. Viber o LINE están presentes tanto en PC como en smartphone y, sin duda, también es algo que agrada a los usuarios y, según los datos de Ovum, también seguiremos viendo en otros servicios durante 2014.