Este año se cumple un centenario muy especial: el cumpleaños del modelo atómico de Niels Bohr, que sería propuesto en 1913 por el físico danés, trabajo que a la postre le valdría la concesión del Premio Nobel en 1922.

Niels Bohr, nacido en el seno de una familia acomodada (su padre era Catedrático y su ascendencia materna se relacionaba con la banca danesa y el Parlamento), realizó sus estudios de doctorado en la Universidad de Copenhague.

Tras completar su formación, se marchó a Reino Unido, donde disfrutaría de dos estancias en Manchester y Cambridge, que serían clave para sus proyectos como científico.

Su trabajo en ambos laboratorios fue realmente importante, ya que contó con la guía y enseñanza de dos grandes investigadores en física: Sir J.J. Thomson y el profesor Rutherford.

Bohr Einstein

Basándose en los trabajos de este último, Niels Bohr fue capaz de proponer el modelo atómico que lleva su nombre, introduciendo conceptos derivados de la mecánica cuántica.

Su logro fue enorme, ya que con solo 25 años, consiguió introducir dos postulados que no podía probar, y que en aquella época contradecían la física conocida.Con solo 25 años, sus ideas revolucionaron la física

Y es que su revolucionaria hipótesis, como explicaban en Naukas, planteaba por primera vez que los átomos solo existían en estados definidos, cuantizados de energía.

Dada la importancia del modelo atómico del físico danés, hoy en ALT1040 queremos mostraros cinco curiosidades relacionadas con Niels Bohr, con el objetivo de honrar su figura y legado:

El interminable debate entre Einstein y Bohr

El mérito de Niels Bohr no fue únicamente su aporte del modelo atómico. También su trabajo como científico contrastó con el realizado por otro de los grandes físicos de la época, Albert Einstein.

Las discusiones entre Einstein y Bohr eran épicasSus discusiones eran interminables, sin que ello significara el final de su amistad. Los debates eran de una intensidad intelectual elevadísima, de forma que las ideas de Bohr sobre la mecánica cuántica serían luego conocidas como la "interpretación de Copenhague".

Aunque ambos discutieron largo y tendido en varias ocasiones, Niels Bohr nunca consiguió convencer a Einstein de que aceptara sus teorías. Y en sus encuentros, no dejaban de debatir las diferentes interpretaciones que sostenía cada uno.

Bohr: su salto a la gran pantalla

Una película recuerda su encuentro con el físico Heisenberg Resulta curioso ver cómo la vida de este gran científico también ha sido llevada a la pantalla. En concreto, la obra dirigida por Howard Davies titulada Copenhague narra el encuentro entre Heisenberg y Niels Bohr, una vez que se ha producido el estallido de la II Guerra Mundial.

Ambos se encuentran en la capital de Dinamarca en 1941, y a pesar de su vieja amistad, cada uno pertenece a un bando en la guerra, ya que Heisenberg colaboraba con el programa de la bomba atómica desarrollado en Aemania.

Un crucigrama para celebrar el centenario

Cuando se conmemoran efemérides, las formas para celebrarlas son muy diversas. Buceando en la red, nos hemos encontrado que han creado un curioso crucigrama en memoria del trabajo de Niels Bohr.

La iniciativa ha sido desarrollada por Physics Today, y desde luego, supone una bonita forma de celebrar el centenario del modelo atómico de Niels Bohr. Festejar su brillante idea dándole al coco, nos parece realmente ingenioso y divertido.

La otra cara de Bohr

Cuando hablamos de científicos, a menudo pensamos que viven encerrados en sus torres de marfil, enfrascados en resolver complejos problemas científicos, planteando nuevas hipótesis y tratando de demostrarlas.Niels Bohr también era un excelente portero de fútbol

Nada más lejos de la realidad. Su trabajo es imprescindible para la sociedad, pero eso no quita que sean personas de carne y hueso, como cada uno de nosotros.

De hecho, no todo el mundo conoce el otro lado de Niels Bohr: era futbolista, y de hecho jugaba bastante bien de portero. Su hermano Harald, sin embargo, entrenaba como delantero. Una curiosa anécdota que nos permite indagar un poco más en su biografía.

Cuando la física y los cómics se dieron la mano

Dani Torregrosa, uno de los mejores divulgadores científicos españoles, publicaba en su blog Ese Punto Aazul Pálido, una curiosa historia: el conocidísimo Dr. Manhattan lleva en su frente un símbolo muy conocido: el átomo de Niels Bohr.

Niels Bohr

El Dr. Manhattan aparece en una de las obras maestras del cómic, Watchmen, creada por Alan Moore y Dave Gibbons. Sin duda, que las ideas de Niels Bohr hayan llegado hasta nuestros días en forma de cómic es una buena muestra de la importancia de su trabajo científico.