Los esfuerzos de Sony en el mercado de las consolas portátiles nunca ha ubicado a la empresa como líder del campo. Aunque la PlayStation portátil, o PSP, fue atractiva para algunos (incluso con su repugnante formato de juegos UMD) y contó con juegos bastante atractivos, Nintendo siempre se ha mantenido como rey indiscutible en este lugar.

Incluso cuando Sony intentó renovar y optar por el mercado digital al 100% con la PSP Go (algo que fue muy criticado, especialmente debido al costo de las tarjetas de memoria), no tuvo el impacto deseado. De hecho, siendo más sinceros, PSP Go fue un completo y absoluto fracaso. Pero Sony no se rinde, y PS Vita es su más reciente intento en el mercado de las portátiles, donde hoy por hoy las Nintendo DS y 3DS son líderes absolutos.

PS Vita, incluso teniendo un potencial de hardware bastante alto y casi comparable al de la PlayStation 3, ya tiene casi dos años en el mercado (nació en diciembre de 2011 en Japón, pero fue en febreo 2012 cuando llegó a Europa y América), y en este tiempo ha vendido realmente poco para lo que una compañía como Sony podría esperar. Sin embargo, las cosas podrían cambiar y el 2014 podría ser el año de Vita.

¿La razón? PlayStation 4.

La mejor amiga de PlayStation 4

Hablar de necesidad es exagerar un poco, lo sé, pero si eres fanático de los videojuegos como yo podrías verte en la urgencia repentina de hacerte con una PS Vita, especialmente si te harás con una de las nuevas consolas de sobremesa de Sony.

ps4 consola

El hecho es, que los nipones quieren impulsar sea como sea la venta de su atractiva consola portátil, y el juego remoto con PlaStation 4 es lo mejor que se les ha ocurrido al respecto. Actualmente, si ya tienes una PS4 y una Vita, solo con dejar encendida tu consola de sobremesa en el salón podrás jugar a cualquier título de esta directamente en tu consola portátil haciendo streaming vía WiFi. Esto es, sencillamente, espectacular.

El juego remoto en PS Vita es, quizás, razón suficiente para comprar una si tienes PS4Una situación muy común en mucho hogares es tener la consola conectada a la televisión del salón, y si por casualidad no podemos seguir usando esa TV porque alguien más la usará, o sencillamente queremos jugar echados en cama en nuestra habitación, podremos continuar con nuestra partida de Killzone: Shadow Fall directamente en Vita.

Aún así, actualmente esto está limitado a hacer streaming en el mismo WiFi al que está conectado la PS4, pero Sony planea en el futuro implementar esta funcionalidad a través de cualquier WiFi. Juego remoto verdadero: está la PS4 encendida en casa, mientras estás en la oficina y tienes un break, puedes jugar al Battlefield 4 en tu Vita mientras vuelves a iniciar tus labores, o esperas la próxima clase.

Esta función es, sencillamente, espectacular, y podría convencer a cualquier usuario de una PlayStation 4 de hacerse con una consola portátil de Sony.

No solo esto, se espera que Sony este mismo mes de diciembre haga oficial un bundle especial que incluye una PlayStation 4 y una PS Vita por un precio ajustado, otra estrategia más que inteligente para impulsar las ventas de Vita, que al fin y al cabo es lo que quiere Sony.

Juegos indie y PS Plus como gran atractivo

No queda dudas que el catálogo de PS Vita nunca ha tenido mucha fuerza, y eso es una gran desventaja para la consola. Por supuesto, el juego remoto con PS4 podría decirse que resuelve parte de este problema, pero en realidad no es así. Seguimos hablando de una consola portátil, y sin juegos buenos para disfrutar en nuestras andanzas, no hay mucho qué hacer.

Por otro lado, estoy seguro que Sony está al tanto de esto, por lo que ha impulsado de una u otra forma el desarrollo y, más importante, la disponibilidad de buenos juegos en Vita.

Sí, tenemos un Uncharted, un Killzone, un Assassin's Creed e incluso un Call of Duty para Vita, pero ¿por qué no aprovechar juegos que ya existen y llevarlos a la portátil? Allí es cuando han debutado un gran número de juegos independientes en la consola, y ha sido una idea espectacular.

Títulos como Hotline Miami, Limbo, Flower, Terraria, Tearaway, Guacamelee, Dive Kick, Dragon Fantasy y Escape Plan son solo algunos de grandiosos juegos que ya existían para otras plataformas (PC, sobre todo) y que han llegado a Vita, y créanme cuando digo que la idea ha sido genial.

Personalmente, si estoy en casa juego títulos en mis consolas o en mi PC, no en una portátil. Para mi, una portátil como PS Vita me ayudaría a pasar ratos tediosos en la calle, pero cortos, no me podría dedicar más de, por ejemplo, una hora seguida a jugar algún título en PS Vita, y por ello, personalmente lo que me atrae de PS Vita son los juegos indies, perfectos para cumplir este requisito.

Finalmente, tenemos el caso de PlayStation Plus, la suscripción de Sony que ofrece varios beneficios como descuentos, respaldo de archivos de juego en la nube y, lo mejor de todo, juegos gratis. Mes tras mes ofrecen juegos muy buenos, y muchos de ellos indies, para PS Vita, otro punto a favor.

Lo malo: precios altos

No todo puede ser bueno, y el principal fallo de PS Vita está en lo altos que son todos los precios relacionados a la consola. Sí, hace poco Sony rebajó el precio de la portátil, cambiando el tipo de pantalla para abaratar costos (sin perder mucha calidad) y ofreciendo nuevos colores en la presentación, para dar variedad, pero todo lo demás sigue siendo caro.

Las tarjetas de memoria que son obligatorias en PS Vita, cuestan mucho más dinero que lo que costaría una SD común y corriente, y no se justifica. Los juegos exclusivos también tienen precios elevados, al igual que los accesorios oficiales, por lo que Sony tiene que combatir este punto negativo, y vuelvo a hacer énfasis en las tarjetas, que incluso cuestan 80 dólares en su presentación con mayor capacidad.

Entonces, ¿vale la pena?

La respuesta, evidentemente, va ligada a cada quien. En este artículo podemos obtener todos los puntos a favor y en contra del tercer intento en el mercado portátil de Sony.

tearaway ps vita

PS Vita nunca podrá destronar a Nintendo 3DS, de eso no queda dudas. La casa de Mario Bros podrá estar pasando un mal momento en cuanto al mercado de sobremesa con Wii U, pero en portátiles son líderes absolutos. Sin embargo, PS Vita puede satisfacer muchas necesidades de los jugadores, que Nintendo y su empeño de mantener todo en casa (más que todo lanzan títulos hechos por ellos) no puede.

Así que podríamos concluir:

  • Si te gustan los juegos casuales independientes de calidad como los mencionados anteriormente, y crees que serían tus compañeros perfectos para jugar on-the-go, vale la pena comprar una Vita.
  • Si eres o serás usuario de una PlayStation 4, considera ciertamente hacerte con una Vita debido al juego remoto y a que la misma suscripción de PS Plus para PS4 te sirve en la portátil (y yo esperaría al bundle).
  • Si no eres de los que juega cuando estás fuera de casa, y aunque vayas a comprar una PS4, no te interesa la función de juego remoto o prefieres esperar a que no esté limitada a usarse solo en casa, no compres una Vita.
  • Si para ti una portátil significa jugar a Pokémon, no compres una Vita, y corre a comprar Pokémon X o Y para Nintendo 3DS.

Y tú, ¿qué opinas de PS Vita? ¿Tienes una? ¿Te gustaría o no tenerla?