Samsung Galaxy Note 3

Hace algún tiempo se desató la polémica debido a que Samsung habría estado manipulando los resultados de las pruebas de rendimiento del Galaxy S4, su terminal estrella. Casi inmediatamente voceros oficiales de la empresa negaron esta información, asegurando que la razón de estos "resultados sospechosos" se debía al funcionamiento de la GPU del móvil. Sin embargo, hoy curiosamente se repite el caso, y es que según los investigadores en ArsTechnica Samsung ahora infla los resultados del nuevo Galaxy Note 3.

Han encontrado evidencia de que ciertas aplicaciones de benchmarks (o pruebas de rendimiento) tales como Geekbench o AnTuTu y Quadrant, están listadas en el código del software del Samsung Galaxy Note 3 para que cuando sean ejecutadas activen una modalidad o protocolo especial para incrementar los resultados de las pruebas a CPU y GPU de este terminal, bien sea el modelo con procesador Qualcomm Snapdragon 800 o el modelo con Exynos 5 Octa.

Ciertas aplicaciones hacen overclock al Galaxy Note 3Estos resultados "inflados" aseguran que el nuevo Galaxy Note 3 en cualquiera de sus dos versiones cuenta con un potencial de procesamiento y gráfico bastante superior al de cualquier otro móvil; incluso con aquellos que lleven su mismo procesador la diferencia es de un 20% aproximadamente, con el nuevo Note liderando por completo.

La primera pista sobre esta manipulación de resultados estuvo relacionada a cómo el procesador incrementaba su frecuencia hasta los 2.3 GHz, incluso cuando la frecuencia máxima por defecto es de 2.27 GHz, lo que demuestra que bajo determinadas aplicaciones, los procesadores sufrían de overclocking, además de activar todos los núcleos para dotar de aún mejores resultados al terminal.

Estamos, nuevamente, ante una manipulación de resultados en un terminal para hacerlo lucir aún más potente de lo que es. Lo curioso es que los resultados reales del Galaxy Note 3 son bastante sorprendentes, y lideran el mercado Android en lo relacionado al potencial, por lo que como comentan nuestros compañeros en Celularis, inflar estos resultados no era necesario, el móvil no lo necesita.

Y por último, no entiendo el empeño en "inflar" benchmarks en un mercado donde todos los smartphones de gama alta son prácticamente iguales en potencial, y lo que importa es la experiencia de usuario, eso que hace único a un terminal.