Las pantallas táctiles que usamos hoy en día son bien conocidas por brindar experiencias sensoriales a los usuarios. Además de que han cambiado la manera en la que son todos los dispositivos que consumimos, también han cambiado la forma en la que interactuamos con el mundo. Y, aunque ya conocemos un holograma 3D que se puede tocar, no habíamos llegado al punto en el que se pudieran sentir texturas y formas desde una pantalla plana; pero, al parecer, Disney Research ha logrado crear algunas pantallas táctiles 3D.

Investigadores en Disney Research han encontrado la forma de hacer que las pantallas táctiles comunes se conviertan en pantallas táctiles 3D. Haciendo que los usuarios logren sentir volumen, texturas y formas de objetos desde una pantalla plana. Cuando nuestros dedos tocan una superficie irregular nuestra piel se estira debido a la fricción. Los desarrolladores en Disney Research han logrado crear un algoritmo que les permite generar niveles de fricción parecidos a los que sentimos cuando tocamos un objeto. De esta manera, los investigadores usan pantallas táctiles 3D en las que podemos sentir los objetos como si los estuviéramos tocando en la vida real.

La piel en nuestros dedos se estiran sobre las pantallas táctiles 3D gracias al voltaje. Los desarrolladores en Disney Research lograron descifrar la cantidad exacta de voltaje que necesita nuestro tacto para generar fricción y lograr sentir los objetos que estamos viendo en las pantallas táctiles 3D. Un punto interesante es que el sistema es tan avanzado que han logrado hacer sentir imágenes estáticas y objetos en movimiento. Es más, existe un modo de realidad virtual que te permite sentir un objeto que estás capturando desde la cámara de gadget. Incluso, han logrado generar sensaciones en objetos proyectados en una pared.

En Disney Research creen que el futuro de las pantallas táctiles 3D está cerca y que usaremos este tipo de pantallas para enriquecer nuestra experiencia como usuarios. Además, también es una herramienta pensada para que los débiles visuales puedan sentir objetos con sus manos en las pantallas táctiles 3D y saber cómo son. Este tipo de experimentos también tendría aplicaciones en otras áreas como la medicina y la publicidad. ¿Imaginas hacer compras por internet sabiendo exactamente cómo es el objeto que estás comprando? ¿Será que el futuro de las pantallas está en una mejor manera de interactuar con ellas?

👇 Más en Hipertextual