Para aquellas personas que se quejaban de que las Google Glass eran horribles, una compañía española ha desarrollado unas gafas que se conectan con tu smartphone pero que no te hacen parecer Vegeta en Dragon Ball. Hemos hablado con Santiago Ambit, un joven alicantino responsable de Ion Glasses, unas lentes que muestran las notificaciones de nuestro tablet o smartphone de una manera discreta.

Las comparaciones son odiosas, pero al ver este producto todos empezamos a pensar en las gafas lanzadas por Google. A diferencia de las Google Glass, las Ion Glasses proporcionan una experiencia más minimalista que las anteriores. Se sincronizan mediante Bluetooth con nuestro smartphone o tablet, y gracias a un LED incorporado en la montura, nos muestran de una manera discreta todas las notificaciones. También nos permiten controlar nuestro reproductor de música o hacer fotografías sin necesidad de usar la interfaz de nuestro smartphone.

Además de las gafas han desarrollado una aplicación que se encarga de gestionar el color que queremos asignar a cada notificación (hasta 256 colores) y nos permite configurar los servicios de los que queremos recibir avisos. El dispositivo incluye un pequeño altavoz para reproducir sonidos y un localizador para poder saber donde se encuentran en cada momento. Se ha buscado que cada usuario personalice lo máximo posible la experiencia, ofreciendo la posibilidad de cambiar el color del logo (incluido en la montura) desde la misma aplicación.

El proyecto se encuentra actualmente en Indiegogo buscando financiación. Necesitan 150.000 dólares para poder conseguir su objetivo y aún quedan 55 días para poder llegar a esa meta. Las gafas tendrán un precio de 129 dólares, pero todas aquellas personas que apoyen el proyecto en la plataforma recibirán un descuento de 50 dólares.

Mientras la campaña sigue su curso, siguen optimizando la batería y los acabados finales del producto. En ALT1040 tendremos la oportunidad de probar este dispositivo y tan pronto lo tengamos en nuestras manos haremos una reseña completa. Personalmente, me gusta la idea de que te notifique de una manera discreta y poco intrusiva, pero es algo que habría que probar en el día a día.