La seguridad es cada día más importante en cualquier ámbito, y en el automovilístico más todavía puesto que están en juego la vida de muchos millones de personas. Es por eso que los compradores se fijan cada vez más en el dato de los crash test, de las agencias de seguridad y sobre todo, en la cantidad de dispositivos destinados a este ámbito que equipan. Siempre ha existido **la creencia de que los coches eléctricos no son tan seguros**, pero el último informe remitido por la NHTSA tira por la borda los dudosos argumentos que lanzaban algunos medios para atacar al futuro de la automoción, un futuro que está totalmente relacionado con el protagonista de hoy, el **Tesla Model S**.

### El Tesla Model S como modelo a seguir también en seguridad gracias a las 5 estrellas

La [puntuación máxima](http://www.safercar.gov/Vehicle+Shoppers/5-Star+Safety+Ratings/2011-Newer+Vehicles/Vehicle-Detail?vehicleId=7769) en los crash test es de cinco estrellas, una marca que en Europa la práctica totalidad de los modelos de nueva factura alcanzan pero que **en Estados Unidos no es tan sencillo** por lo que siempre es noticia que un vehículo las alcance. Y más, si es eléctrico y se llama Tesla.

Para evaluar la seguridad del Tesla Model S, y por ende la de todos los vehículos, **la NHTSA evalúa tres aspectos**, la seguridad frontal y trasera, la lateral y por último realiza un test de estabilidad. El vehículo creado por Elon Musk, un emprendedor que ahora tiene objetivos [algo más interesantes](http://alt1040.com/2013/08/hyperloop-es-oficial), alcanzó la máxima calificación individual en cada una de estas pruebas, por lo que además de obtener las cinco ansiadas estrellas logró el récord histórico desde que la Highway Traffic Safety Administration Nacional tiene registros.

La novedosa disposición del conjunto mecánico y de sus baterías, bajo el piso del habitáculo, consigue que el capó sea capaz de **absorber la gran mayoría de la fuerza** del impacto realizado a 35 millas por hora. El hecho de no contar con un motor térmico situado en la parte frontal permite al Tesla Model S lograr la mejor nota posible y evitar que cualquier tipo de daño alcance a los pasajeros. Una peculiaridad que seguro encanta a los dueños de uno de estos vehículos pero que seguro gusta más a los futuros propietarios.

La fuerza lateral máxima registrada fue similar a la que sufre un piloto de Fórmula 1

Si echamos un vistazo a los datos registrados del impacto lateral llama la atención que el Tesla Model S conserva hasta el **63,5% de su estructura intacta**. Para que os hagáis una idea de lo que supone esto, un Volvo S60, que también tiene cinco estrellas, tan sólo conserva el **7,8%**. Los datos hablan por si solos.

En el impacto posterior los datos son igual de sobrecogedores, pero hay una ligera trampa. El modelo probado tenía instalado el paquete opcional para la instalación de dos sillas infantiles en las plazas posteriores, una opción que añade una **segunda protección en el paragolpes trasero** con el fin de mejorar la seguridad de los más pequeños. No es una trampa pero es algo que el resto de fabricantes no equipan.

La prueba de estabilidad, que consiste en realizar dos cambios bruscos de dirección, arroja unos datos bastante interesantes. El porcentaje de obtenido fue una desviación máxima del 5,7% y para lograrla tuvieron que realizar giros tan bruscos que el ordenador registró **una fuerza lateral de 4g**, es decir, una sensación relativamente similar al de los coches de carrera.

Si bien es cierto que no sabemos la puntuación exacta, hay un detalle que me gustaría recalcar. Muchos fabricantes refuerzan sus coches en las zonas donde van a ser testadas, como por ejemplo con refuerzos laterales en puntos estratégicos. Para que no hubiera ninguna duda con el test del Tesla Model S, los responsables del NHTSA decidieron repetir los test **desplazando los puntos habituales de impacto** para comprobar que el coche es totalmente seguro. Incluso cambiando las normas del juego, el sueño creado por Elon Musk recibió las cinco estrellas. Y como último apunto, **en ningún momento se incendió**.

Con informes como estos la seguridad de este tipo de vehículos debe quedar bien clara, y no sólo para Tesla, sino para el resto de fabricantes, caso de Nissan o Renault, que tienen la dura tarea de comunicar que la movilidad del futuro pasa por la electricidad y **un pequeño fallo puede derribar este sueño**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.