Parece que las reacciones a lo sucedido con Lavabit no dejan de sucederse. Esta misma mañana os contábamos que Silent Circle cerraba, al igual que Lavabit, al no poder asegurar una herramienta libre de presiones de la NSA y el gobierno estadounidense. Kim Dotcom acaba de publicar en su perfil de Twitter que quiere establecer las operaciones privadas de MEGA en Islandia, lejos de Nueva Zelanda y los países, que advierte, que colaboran con los programas de vigilancia.

Kim Dotcom ha publicado en su perfil de Twitter un par de comentarios en el que deja muy clara su posición en contra de la NSA y los programas de vigilancia. En uno de sus tweets aconseja a todas las startups o servicios de cifrado de datos que se trasladen a Islandia o algún otro país con una "jurisdicción de privacidad amigable". En ese mismo tweet advierte que deben alejarse de países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

En un segundo tweet afirma establecer la jurisdicción de MEGA en Islandia y así evitar tener que lidiar con posibles presiones de gobiernos y sus programas de vigilancia. Tiene toda la lógica este movimiento, sobre todo después de conocer que están planeando lanzar una aplicación de mensajería cifrada, la cual, en un país de los que nombra, podría seguir los pasos de Lavabit o Silent Circle.

Como vemos, las empresas que están establecidas en países colaboradores con la NSA y programas de vigilancia por ahora tienen dos opciones: cerrar o emigrar. La batalla por la privacidad y la seguridad sigue añadiendo gente a ambas filas. Cada vez parece mucho más lejano un equilibrio entre el uso de la vigilancia para encontrar criminales y asegurar que los derechos de los usuarios de Internet no sean violados.

👇 Más en Hipertextual