Luis Von Ahn

The Good MOOC

Luis Von Ahn, guatemalteco de nacimiento, es el creador del CAPTCHA. Después de vender el ambicioso proyecto a Google y trabajar con ellos un año para ponerlo en marcha, se convirtió en un emprendedor de tiempo completo que busca llevar la educación de idiomas a todo el mundo. Duolingo, su última creación, se encarga precisamente de eso.

En un mundo en el que la educación en línea se está convirtiendo en un canal importante para los alumnos del mundo, Luis Von Ahn decide presentar Duolingo y aprovechar la rama de los idiomas para comenzar a dar educación gratuita para todo aquel interesado. Tuvimos la oportunidad de platicar con él cuando visitó México para la cuarta edición de Campus Party. Nos contó sus aspiraciones y la visión que tiene del mundo de la educación en línea.

¿Cómo es que surge la idea de crear Duolingo?

Luis Von Ahn - Realmente lo que quería era trabajar en algo con la educación, pero la educación es muy general. Entonces me decidí a enfocarme en hacer algo con idiomas. Eso era lo primero que quería hacer, algo con la educación de idiomas. Pero también era importante para mí dar un sistema que fuera completamente gratis; porque resulta que la mayor parte de las personas que quieren estudiar un idioma no tienen mucho dinero para pagar y lo están haciendo precisamente para poder obtener dinero. Entonces, quería hacer algo gratis y fue ahí cuando se me ocurrió la idea de que podríamos crear un sistema que sea financiado por las traducciones que hacen los alumnos. En vez de cobrarles por usar el servicio, algunos de los ejercicios que les damos son de traducción y, a la hora de traducir, están practicando sus idiomas pero también están traduciendo algo que alguien más nos paga para traducir. Y así es como se financia Duolingo.

¿Cómo ve Luis Von Ahn el panorama general de la educación tanto en México como en el resto de Latinoamérica?

LVA - Creo que está cambiando un poco y no sólo en México y Latinoamérica. Estamos viendo a más personas educándose en línea y creo que eso va a seguir cambiando. La razón por la que está cambiando es porque hay muchísimas personas que no tenían acceso antes a la educación porque no están muy cerca de una escuela o no están cerca de la universidad o, tal vez, sí están cerca pero ésta no tiene la carrera que buscan. La educación en línea está ayudando a dar muchísimo más acceso. Creo que eso es algo bueno y que eso va a seguir pasando. No creo que la educación tradicional vaya a desaparecer, pero creo que más personas van a educarse en línea y esto se está viendo en varios países de Latinoamérica, incluyendo México.

"Estamos viendo a más personas educándose en línea y creo que eso va a seguir cambiando."

El sistema de educación básica en México suele limitar mucho a los estudiantes para tomar una decisión en cuanto a la profesión que pueden elegir. Siempre se habla de los abogados, doctores o bomberos; pero nunca de otro tipo de profesiones dentro de diversas áreas. ¿Qué opinas al respecto?

LVA - Creo que eso no sólo es cierto en México sino en la mayoría de los países de Latinoamérica. El hecho de que en las universidades tengas que escoger una carrera desde el primer año es muy diferente con respecto a Estados Unidos, por ejemplo. Allá la carrera se escoge casi en el último año de universidad y esto tiene cosas buenas y cosas malas. En Guatemala, por ejemplo, cuando yo fui a la universidad lo que quería estudiar era Matemáticas y era imposible. En ese momento estaba muy enojado con eso, pero después lo entendí. En un país tan pequeño y pobre como Guatemala, creo que no es mala idea que estén generando profesionales del área en la que más se necesite. Pero creo que eso es algo que se puede cambiar con la educación en línea, ahora no tienes que buscar una carrera en tu universidad local ya que puedes buscarla en línea.

Entonces, ¿crees que la educación tradicional se complementará con la educación en línea?

LVA - Sí creo que se complemente. Siempre hay un lugar para las cosas fuera de línea. Ir al colegio o universidad no sólo es por aprender cosas, también vamos para aprender a socializar, por ejemplo. Yo creo que eso va a seguir pasando. Pero creo que vamos a ver más un complemento de personas que están aprendiendo cosas que el colegio no les está enseñando. Por ejemplo, muchos colegios enseñan inglés pero no enseñan alemán; pero si alguien quiere aprender Alemán ahora lo puede hacer en línea. Otra de las cosas que están pasando y que estamos haciendo en Duolingo, por ejemplo, es que podemos medir el desempeño a detalle de cada uno de los alumnos. Estamos midiendo todo y por eso tenemos una capacidad de mejorar la manera en que se educa increíblemente. Y es algo que la educación tradicional, simplemente, no podría hacer. Nunca un profesor va a saber que a un alumno le tomó 3 segundos más que a otro resolver un problema. Vemos cosas tan diminutas que tener esa información a esta escala nos ayuda a mejorar cómo enseñamos.

Luis Von Ahn
Campus Party

¿Tienen algún plan para esta información que están obteniendo desde Duolingo?

LVA - Una cosa que vamos a hacer es publicar un artículo científico con toda la información que hemos encontrado. Espero que eso ayude a otras plataformas.

Por el momento la plataforma está disponible para iOS y Android, además de la web. ¿Hay planes de lanzamiento en otros sistemas operativos?

LVA - Es posible que hagamos Windows Phone aunque aún no es seguro que lo vayamos a hacer. El problema es que Android tiene muchísimo más mercado que Windows Phone en el mundo. También hemos pensado en BlackBerry, incluso ambas plataformas nos han contactado para ayudarnos con el desarrollo. Pero somos un equipo de 30 personas, entonces aún no tenemos la capacidad de hacerlo.

En México hubo una iniciativa hace algunos años para llevar clases virtuales a las zonas más rurales del país. Sin embargo, no tuvo éxito debido a la falta de infraestructura o recursos. ¿Crees que aplicaciones como Duolingo puedan llegar a impulsar este tipo de iniciativas?

LVA - Esa es una de las cosas que queremos lograr. Lo único que se necesita es una computadora y mientras más personas tengan smartphones y tabletas, esto será posible.

Duolingo es una plataforma centrada en enseñar idiomas, ¿planeas expandir la aplicación a otras áreas de aprendizaje?

LVA - Hemos pensado en todo tipo de cosas, pero la que más me interesaría es programación. No seríamos los únicos, ya hay otros sitios web que enseñan a programar. Pero es algo que me interesa porque al menos yo sí sé algo de eso, no como en la parte de idiomas que no sabía nada.

¿Cómo se seleccionan los idiomas que se agregarán a la plataforma?

LVA - Los vamos agregando dependiendo de la demanda de las personas. El idioma más solicitado en Duolingo es el Inglés. La mitad de los alumnos de Duolingo están aprendiendo inglés. El segundo más aprendido es Español, alrededor del 25% de las personas que están aprendiendo un idioma en Duolingo están aprendiendo Español. Y de ahí todos son pequeño comparativamente, cada uno tiene 4 % ó 5 %.

¿Existe algún idioma que te gustaría agregar sólo por gusto personal?

LVA - Me encantaría poder agregar chino, mandarín en particular. Mientras pasa el tiempo, más y más personas quieren aprender Mandarín porque China se está adueñando de todo el mundo. Y es algo que va a pasar, en los próximos 6 meses debería venir.

"Me encantaría poder agregar chino a Duolingo, mandarín en particular."

¿Qué planes tienes para Duolingo en un futuro?

LVA - Si logramos tener a todas las personas aprendiendo idiomas haciéndolo desde Duolingo sería un sitio con cientos de millones de usuarios. Seríamos más grandes que Twitter. A esto es a lo que nos gustaría llegar. Y no veo por qué no funcionaría si es totalmente gratis y efectivo. Ojalá pase.

¿Cuál ha sido el proyecto más ambicioso que has llevado a cabo en tu vida?

LVA - Es Duolingo. A pesar de que el proyecto anterior que hice fue ReCAPTCHA en el que estábamos digitalizando —literalmente— millones de libros, fue muchísimo menos ambicioso en términos del trabajo que le tuvimos que poner.

La pregunta anterior surge porque en México estamos viviendo el auge del emprendimiento. Y hay muchas personas que quieren empezar a desarrollar su propio startup y que no saben por dónde empezar. ¿Tienes algún consejo para ellos?

LVA - Si no saben programar, aprendan a programar. Ese es el primer consejo. Otro consejo es que no lo hagan solos, es muy difícil empezar una empresa solo. Un equipo de 2 o 3 personas es lo ideal. Cuando estás trabajando solo es muy difícil mantenerte motivado.

"Es muy difícil empezar una empresa solo. Cuando estás trabajando solo es muy difícil mantenerte motivado"

La visión de Luis Von Ahn para la educación en línea es sumamente esperanzadora, nos invita a pensar en que podemos crear soluciones completamente viables a problemas cotidianos que muchas veces no tomamos en cuenta. Y aunque Duolingo apenas comienza a consolidarse, no debería extrañarnos que pronto nos demos cuenta de que la mayor parte de las personas aprendiendo idiomas en el mundo lo estén haciendo desde esta plataforma.

Luis también nos da otro enfoque respecto a lo gratuito. Siempre es posible hacerlo de alguna manera en que beneficie a ambas partes, el chiste es pensar en cómo puede funcionar. El hecho de que sea gratis no quiere decir que sea malo o de baja calidad, desde los ojos de Von Ahn significa que simplemente tiene otro enfoque y otra utilidad.

La plática con Luis Von Ahn fue, definitivamente, cautivadora y totalmente inspiracional. A veces nos hace falta conocer la visión de otras personas para saber que sólo basta una idea para cambiar el mundo, una aplicación a la vez.