Hace unos meses se presentaba Google Play Music All Access durante el Google IO, la respuesta de Google a servicios como Spotify o Rdio. Parece que para lanzarlo en otro continente han decidido cambiarle el nombre y, desde hoy mismo, está disponible Google Play Music Premium en España. Se presenta, a mayores, en 8 países europeos: Portugal, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Reino Unido.

Google Music es un servicio que lleva bastante tiempo entre nosotros. Te permite subir de manera gratuita hasta 20.000 canciones para tener acceso a ellas en cualquier momento: pudiendo descargarlas o escucharlas en streaming. Al activar el modo Premium podemos tener acceso inmediato al catálogo completo de Google Music y repetir la operación de descarga o streaming.

Google Play Music Premium en España

El precio de Google Play Music Premium en España es de 7,99 euros al mes si te registras antes del 15 de septiembre. A partir de esa fecha el precio será de 9,99€ al mes, aunque, de todos modos, como oferta de lanzamiento ofrecen la posibilidad de probarlo gratis durante 30 días. Para hacerlo, simplemente tienes que ir a la página de Google Music y seguir las indicaciones para activarlo.

A mayores de escuchar contenido que no posees, una de las características más interesantes que añade el modo Premium es Radio. Con esta función podemos crear listas de reproducción basándonos en un artista, álbum o canción y así descubrir música que no conocíamos. Puedes saltar de canción en canción y usando el sistema de valoración el sistema va creando emisoras cada vez más ajustadas a los gustos del usuario.

Después de exitosos servicios de música en streaming como Spotify o Rdio, parece que algunas compañías que desarrollan sistemas operativos quieren ofrecer esta característica por su cuenta. Es el caso del iTunes Match de Apple y ,el reciente, Google Play Music Premium. Ambos servicios ofrecen la posibilidad de guardar tus canciones en sus servidores y tener acceso a todo el catálogo de canciones disponible en la plataforma, pudiendo consumirlo de manera online y offline.