La clonación es un proceso por el cual podemos obtener dos copias idénticas de un organismo vivo, una célula o incluso una molécula. Por estudiado que parezca, es uno de los temas más controvertidos en ciencia, generando un gran debate social y político. La creación de animales clonados, por otra parte, no ha contribuido a disminuir las acaloradas discusiones sobre esta temática.

Y es que aunque en muchos casos se han publicitado estas innovaciones por sus posibles utilidades terapéuticas, como en el caso del trasplante de órganos, hay muchos datos peculiares sobre los animales clonados que quizás desconocemos. Por este motivo, hemos preparado una recopilación de curiosidades sobre esta temática:

El primer animal clonado no fue Dolly

Al contrario de lo que podemos imaginar, Dolly no fue el primer animal clonado. La oveja creada por el equipo del Instituto Roslin de Edimburgo, liderado por Ian Wilmut, fue un logro científico, pero no el primero. Sería en 1952 cuando el trabajo realizado por Thomas J. King Jr. y Robert W. Briggs permitiría asentar las primeras bases para lograr la clonación del primer animal.

Seis años más tarde, llegaría el primer animal clonado: una rana. John B. Gurdon, investigador de la Universidad de Oxford, utilizaría la técnica conocida como "transferencia nuclear" para conseguirlo. De este modo, extrajo el núcleo de una célula cutánea de rana adulta, para después transferirlo a un oocito fecundado, al que previamente le había quitado su núcleo. Así demostró que que una célula adulta especializada contiene la información genética necesaria requerida para generar un organismo completo.

La clonación de animales bien vale un Nobel

El pionero de la clonación animal fue un hombre de letras que se especializó en cienciasPor el trabajo que antes mencionábamos, además de por su investigación pionera en células madre, John Gurdon recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2012, que recibiría conjuntamente con el científico japonés Shinya Yamanaka.

John Gurdon, investigador británico nacido en 1933, es uno de los mayores expertos hoy en día en biología del desarrollo. Vale la pena comentar que este 'chico de letras', como él solía decir, decidió dar un giro a su carrera, ya que aunque comenzó en el área de humanidades, finalmente terminó zoología.

Trabajó en la Universidad de Oxford y en la Universidad de Cambridge, siendo un científico todoterreno, con múltiples aportaciones en diversos campos. Para que luego digan que 'las ciencias y las letras' no están condenadas a entenderse.

La oveja Dolly: primer mamífero a partir de una célula adulta

Los intentos por clonar una oveja comenzaron en 1986, cuando Steen Willadsen, científico danés, trató de obtener este mamífero por clonación utilizando células embrionarias. Nueve años más tarde, serían Megan y Morag los que conseguirían clonar una oveja a partir de células embrionarias diferenciadas.La edad biológica de Dolly era de 10 años, según sus telómeros

El gran éxito, sin embargo, vino de la mano del Dr. Ian Wilmut, del Instituto Roslin de Edimburgo. Gracias a su trabajo nació la oveja Dolly, el primer mamífero creado a partir de células adultas, mediante la técnica que mencionábamos antes de "transferencia nuclear". Lo curioso es que Dolly tuvo tres madres: la oveja de la que se extrajo el oocito, la oveja de la que tomó ADN y por último, la oveja que sirvió como madre de alquiler, al llevar el embarazo a término.

Debido a sus graves problemas de artritis y una enfermedad progresiva de pulmón, Dolly fue sacrificada en 2003. A pesar del debate ético originado tanto en su nacimiento como después de su muerte, las investigaciones posteriores sugirieron que la muerte prematura de la oveja más famosa se debían al pequeño tamaño de sus telómeros. Y es que Dolly en realidad no tenía seis años, sino que al haber sido clonada a partir de una oveja de 4 años, la verdadera edad biológica de la oveja eran 10 años.

Polly: la primera oveja clonada y transgénica

Unos meses después del nacimiento de Dolly, la lista de animales clonados creció con la creación de la oveja Polly. Esta oveja no solo había sido obtenida por clonación, sino que además el ADN insertado tenía un gen adicional de origen humano, que codificaba para la proteína alfa-1-antitripsina.

En otras palabras, Polly permitió ver que era posible no solo clonar mamíferos, sino también que estos produjeran proteínas terapéuticas en su leche. Un logro científico importante, no tan conocido como el de la oveja Dolly, realizado por los mismos investigadores de Edimburgo.

Animales clonados: una nueva esperanza en trasplantes

La creación del primer cerdo clonado abrió una nueva puerta en medicina. Y es que dado el parecido de los órganos de este animal con los del ser humano, la fabricación de animales clonados podría permitir disminuir las listas de espera por un trasplante, un problema médico que supone en muchos casos un verdadero drama personal y familiar.

Este logro, conseguido en 2002, fue ampliamente celebrado. Sin embargo, el debate ético existía: ¿construiríamos fábricas de animales clonados únicamente para la producción de órganos? Además, habría que tener en cuenta otro problema añadido. Los órganos del cerdo, en caso de ser utilizados para los famosos xenotrasplantes (al ser de una especie diferente a la humana), podrían generar problemas de rechazo.

Animales clonados
Maurice (Flickr)

Clonación para la biodiversidad: ¿gracias a un mamut?

En la lista de animales clonados humanos no podemos añadir por ahora al famoso mamut. Y es que el aporte de la clonación a la biodiversidad vino de la mano del gaur, también conocido como seladang, y muy relacionado con las vacas domésticas.

Este bovino salvaje distribuido en India, Nepal e Indochina, se encuentra en peligro de extinción. Por ello los defensores de la diversidad biológica aplaudieron la noticia aparecida en 2003, de que se había conseguido clonar un gaur, a partir de muestras congeladas en 1980.

¿Capricho o necesidad?: Las mascotas clonadas

Hasta el momento, han sido tres las mascotas clonadas en el mundo, en particular, dos gatos y un perro. Detrás de sus nombres, CopyCat, Little Nicky y Snuppy, se esconde una gran discusión sobre si es ético usar la clonación para tener una copia de esa mascota que perdimos hace tiempo.

Y es que mientras el tema de los animales clonados para evitar su extinción está bastante bien visto, no ocurre lo mismo con las mascotas. Parece que el capricho de sus dueños no convence a buena parte de la sociedad. ¿Qué ocurrirá en el futuro?

Los caballos clonados podrán participar en competiciones

Hace unos días, The Verge nos sorprendía anunciando que un Tribunal Federal de Estados Unidos autorizaba el uso de animales clonados en competiciones de carreras de caballos.

La noticia no había sido bien acogida por las asociaciones que organizaban esas carreras, y veían con escepticismo lo que el juez denunciaba como una "clara violación de las leyes contra el monopolio". Y es que este tipo de competiciones mueven unas sumas enormes de dinero, en torno a los 130 millones de dólares anuales.

Animales clonados - caballos
ultraBobban (Flickr)

Mamut o Neanderthal: su improbable clonación

Para terminar esta lista de curiosidades sobre los animales clonados, vayamos ahora con dos de las noticias más polémicas y famosas. ¿Será posible clonar un mamut ya extinguido, o un individuo perteneciente a la especie del Neanderthal? Por chocante que parezcan, han sido varias las veces que la ciencia ha aparecido en los medios con este tipo de titulares.La clonación de especies desaparecidas es bastante improbable

Pero, ¿es técnicamente posible? Según investigadores como José Luis Jorcano, del CIEMAT, estos intentos no son más que un timo científico. Su grupo de hecho trató de clonar al bucardo, una especie ibérica extinguida hace diez años, y fue imposible. Por tanto, no parece probable que lo logren con el mamut, ya que el ADN de las muestras halladas probablemente esté sumamente degradado.

Por otro lado, la clonación del Neanderthal, que generó una fuerte controversia ética, tampoco es científicamente probable. El investigador de Harvard que lo propuso habla ahora de ese tema como de una hipotética posibilidad teórica.

Como vemos, la lista de animales clonados no deja de crecer, y con ella, también avanzan la ciencia y los debates éticos y sociales. ¿Cuál será el futuro de este tipo de técnicas en el futuro? Solo con el tiempo lo sabremos.