Bradley Manning ha sido condenado a 35 años por entregar a Wikileaks documentos clasificados de las guerras de Irak y Afganistán. El soldado ha pasado casi 1.300 días encarcelado, que se restarán al tiempo que tiene que pasar en prisión. Además, ha sido licenciado (expulsado del ejército) deshonrosamente. La sentencia es una buena noticia para Manning, que se enfrentaba a una pena de hasta 90 años, aunque la defensa pedía 25.

A finales de julio el jurado encontró a Bradley Manning no culpable de ayudar al enemigo, el cargo más grave al que se enfrentaba. Después, varios cargos se fusionar, pues eran prácticamente idénticos, lo que rebajó la pena máxima a la que podía ser condenado (136 años) a 90 años.

El tercer momento clave en el veredicto de Bradley Manning fue el alegato del propio soldado. En él, el estadounidense pidió perdón por el delito que anteriormente había confesado y aseguró que no pensaba que podría tener consecuencias negativas para otros soldados. Además, reconoció que no era el método más efectivo para cambiar la situación.

Creí que iba a ayudar a la gente, no a herirla.

La defensa de Manning pedía una sentencia que permitiese al soldado tener una vida, mientras que el fiscal abogaba por el máximo posible; lo que habría supuesto una sentencia de por vida, ya que el joven ya tiene 25 años.

Cuando pidió perdón por filtrar la información a Wikileaks, Manning también expresó su deseo de vivir la vida que de la que no ha podido disfrutar hasta el momento. "Quiero ser una mejor persona, ir a la universidad, conseguir un título y tener una relación significativa con mi hermana, su familia y mi familia". Tal vez pueda.

La sentencia del jucio de Manning sorprende, ya que se esperaba una pena mucho más dura que sirviese como ejemplo y evitase futuras filtraciones. La acusación pedía 60 años. Amnistía Internacional ha pedido al presidente Obama que conmute la pena e investigue la situación en la que ha estado el soldado y los abusos de los que ha sido víctima. Por su parte, el director de ACLU, Ben Wizner, ha recordado que la filtración se ha castigado con más fuerza que la tortura de prisioneros o el asesinato de civiles. "Algo está seriamente mal en nuestro sistema de justicia".

Para poder optar a la prisión condicional, Manning debe pasar todavía unos 8 años encarcelado, ya que debería cumplir un tercio de su sentencia, aunque se conmutarán los años que pasó en prisión preventiva. Por lo tanto, podría estar en la calle cuando tenga 33 o 34 años si finalmente le conceden la libertad condicional.