Hoy se cumple el primer aniversario desde que se anunció el nombramiento de Marissa Mayer como CEO de Yahoo (fue efectivo un día después). En este tiempo, la empresa ha realizado 17 compras (la más importante, la de Tumblr) y, en general, se puede decir que la etapa de Marissa Mayer en Yahoo ha servido para darle un nuevo aire a la compañía. Pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Lo que no se puede negar es que la directiva ha conseguido dar cierta estabilidad institucional a la firma. Hasta su llegada, la dirección de la empresa había pasado por seis personas en los últimos seis años. La salida más sonada fue la de Scott Thompson, que dimitió tras descubrirse que había incluido información falsa en su currículum. También parece menos proclive a los litigios que su predecesor, que se enzarzó en una batalla legal con Facebook a la que nadie terminó de ver sentido.

Pero lo importante no es lo que no ha hecho Marissa Mayer en Yahoo, sino los movimientos en los que ha empleado su tiempo. Y parece que ha estado ocupada, ya que en todo este período se han realizado 17 compras. Probablemente no todas saliesen de ella, pero, como poco, llevan su firma. Y la más importante de estas adquisiciones, la de Tumblr, sí tiene toda la pinta de haber sido orquestada por la directiva.

Hacerse con Tumblr le costó a Yahoo unos 1.100 millones de dólares. Parte de este dinero se consiguió gracias a la venta de parte de las acciones de Alibaba Group que poseían a la compañía china. De hecho, si hoy sus propias acciones valen más es gracias al crecimiento de este grupo. Si esto cambia en el futuro, será en parte gracias a esta compra.

Aparte de las compras, Yahoo ha realizado cambios en el diseño de algunos de sus serviciosEn este año también hubo otros cambios en los servicios de Yahoo. El correo, por ejemplo, fue rediseñado y poco después se lanzó una campaña para 'recuperar' las cuentas abandonadas y hacer que volviesen a estar disponibles para nuevos usuarios (el proceso terminará a mediados de agosto). Flickr también experimentó un muy necesario cambio en su diseño y se aumentó la capacidad de almacenamiento.

Esto, por cierto, supuso uno de los pocos fallos que ha cometido Marissa Mayer en Yahoo. Cuando anunció las novedades en Flickr, hizo unos comentarios que varios fotógrafos consideraron ofensivos. En lugar de esconderse o de emitir un comunicado, respondió personalmente a varios de ellos desde su cuenta de Twitter. Es muy probable que la respuesta la realizase un miembro de su equipo, pero no deja de ser una muestra de esta nueva actitud más cercana y juvenil; menos encorsetada.

Tampoco hay que olvidar la influencia de Mayer en la industria. El sector tecnológico apenas cuenta con mujeres en el puesto de CEO, al menos en las principales empresas. Yahoo podría ayudar a cambiar esta tendencia gracias a una Mayer que, a pesar de su indudable experiencia, ha tenido que soportar escenas ridículas. El ejemplo más famoso es el accionista que comenzó su intervención explicando que era "un viejo verde" para después decirle a la directiva que es "muy atractiva".

Afortunadamente, esto resulta casi anecdótico, ya que desde que se anunció su nombramiento se ha incidido mucho más en su procedencia (fue la vigésima empleada de Google y una de las artífices de que el buscador sea lo que es hoy) que en su sexo.

De todos modos, lo más importante para Yahoo es que esto sólo es el principio. Por primera vez en mucho tiempo el timón lo lleva alguien con experiencia, juventud, conocimiento y tablas; alguien capaz de hacer que la empresa recupere su lugar o, al menos, de intentarlo. En el primer año ha habido cambios; en el segundo habrá más.

👇 Más en Hipertextual