"Video Killed the Radio Star" decía una canción de The Buggles que de haber sido compuesta hoy en día, debería titularse "Internet Killed the Video Star". La red social más grande de todas estaría planeando ofrecer espacio a las marcas para que publiquen sus anuncios de vídeo en Facebook. Una idea que Mark Zuckerberg habría cancelado hasta en dos ocasiones.

Seryl Sandberg, directora operativa de Facebook, asegura que contando únicamente los usuarios estadounidenses, cada noche durante el prime-time de la televisión hay entre 88 y 100 millones de personas utilizando la plataforma. Esta cifra triplica diariamente el número de personas que ve la Super Bowl.

Esta decisión es una respuesta directa al sistema de monetización de plataformas como YouTube, cada vez más elegida por los anunciantes, ya que, el número de visitantes diarios es abismal. La publicidad seguirá incrustando, cada vez más, su contenido en Internet, arrebatando el pódium que la televisión ostentaba en cuanto a publicidad.

Los anuncios de vídeo en Facebook se repetirán tres veces al día y, en principio, no tendrían audio hasta que el usuario haga click en ellos, de hacerlo se expandiría a pantalla completa y aparecería el audio.

La duración de los comerciales será de 15 segundos, coincidiendo con la duración exacta de los vídeos de Instagram, ¿coincidencia?, lo dudo. Empezamos a ver como películas empiezan a crear trailers para Instagram y no me extrañaría que estos dos eventos acaben conectados entre sí.

En cuanto al precio de los anuncios, esos 15 segundos tendrán un valor entre 1 y 2.5 millones de dólares. Una cantidad inferior a los precios que exigen las grandes cadenas televisivas. Quedaría por ver cómo recibirán los usuarios de la red social esta medida, ya que, los anuncios televisivos nos llevan acompañando desde que tenemos uso de razón. Imagino que al principio habrá quejas por esta "invasión" y que con el tiempo se irán acostumbrando. Nuevamente aparece el mantra publicitario que dice: "Si no pagas por ello; tú eres el producto".