China ha recuperado el primer puesto en la lista que elabora top500 cada seis meses para encontrar el superordenador más rápido del mundo. Tianhe-2 sigue la estela de Tianhe-1A y desbanca a Titan, que hasta ahora ocupaba el primer puesto.

El superordenador fue desarrollado por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa (NUDT) y logró un rendimiento de 33,86 petaflops por segundo, lo que supone casi el doble de lo conseguido por Titan. Para lograrlo utiliza 16.000 nodos, cada uno con dos procesadores Intel Xeon IviBridge y tres procesadores Xeon Phi. En total, 3.120.000 núcleos. Tianhe-2 será utilizado en el Centro Nacional de Superordenadores de Guangzho antes de final de año. Utiliza Kylin Linux, una distribución desarrollada por la NUDT que fue aprobada en 2006.

Por su parte, Titan consiguió 17,59 petaflops por segundo gracias a sus 261.632 aceleradores Nvidia K20x. Además, es uno de los sistemas más eficientes de la lista, según aseguran desde Top500. Sequoia, tercer clasificado (y el primero hace un año), también apuesta por la eficiencia y se queda en 17,17. Ambos se encuentran en Estados Unidos.

De hecho, aunque en este país no está el superordenador más rápido, sí se encuentran más de la mitad de los sistemas (252). Europa, a pesar de haber colocado 7 superordenadores más en la lista (su mejor puesto es el séptimo logrado por el alemán JUQUEEN), todavía no consigue superar a Asia con sus 112 dispositivos (frente a los 119 asiáticos). Por países, en Asia domina China (66 sistemas, lo que también le vale para conseguir la segunda plaza a nivel mundial), mientras que en Europa lo hace Reino Unido (29).

Tan solo 3 de los 500 superordenadores de la lista están en España, aunque uno de ellos, el barcelonés MareNostrum, está en una privilegiada vigesimonovena posición con un rendimiento cercano al petaflop por segundo (925,1 teraflops/s). México no está presente en la lista.

Además, en esta edición aumentó el número de sistemas capaces de conseguir un rendimiento superior a un petaflop por segundo, con un total de 26 (frente a los 23 que había hace seis meses). La gran mayoría de los superordenadores de la lista (80,4%) utiliza procesadores Intel, aunque entre los 10 primeros el líder es BlueGene/Q, de IBM, con cuatro entradas (3, 5, 7 y 8).

En general ha habido mucho movimiento, pues ha aumentado mucho el nivel de entrada, que ahora se sitúa en los 96,6 teraflops por segundo del último clasificado. En la edición anterior estaba en 76,5. Esto ha hecho que el último sistema de esta cuadragesimoprimera edición sea el que hace seis meses ocupaba el puesto 322.