Hacía tiempo que se veían oyendo rumores alrededor de Waze y las posibles ofertas de compra que habrían estado realizando grandes pesos pesados de la red como Google, Facebook o Apple. El rumor no es nuevo sin embargo el domingo comenzó a sonar con mucha fuerza que, quizás, Google podría haber comprado Waze finalmente aunque la noticia estaba sin confirmar a pesar de que las fuentes venían de Israel (base de operaciones de la compañía). Quizás con el ruido del E3 y la WWDC 2013, confirmar ayer lunes esta compra hubiese perdido impacto pero, fuese el motivo que fuese el que hizo que no se anunciase ayer la compra, parece que al final la operación sí que se ha materializado y, efectivamente, Google compra Waze.

Si alguien no conoce Waze, esta aplicación nos ofrece un servicio de planificación de rutas en el que la comunidad de usuarios aporta información de manera proactiva; es decir, si alguien ve un atasco de tráfico o unas obras en la carretera (o incluso un control de alcoholemia de la policía) lo puede notificar al resto de usuarios y la información se tiene en cuenta para alimentar el trazado y planificación de rutas. La idea, sin duda, es interesante y puede aportar mucho valor tanto a una red social (Facebook se interesó por el servicio) como a servicios de mapas y geolocalización (de ahí el interés de Google con Google Maps y Apple con sus mapas).

Con el anuncio de compra de Waze, Google adquiere un servicio con mucho potencial que, en mi opinión, podría aportar bastante a Google Maps y convertirlo en un servicio mucho más colaborativo y más completo (por ahora solamente utiliza datos oficiales de transporte urbano y de tráfico). La comunidad de usuarios de Waze no para de crecer y, por tanto, la realimentación del sistema es cada vez mayor por lo que las posibilidades de inclusión en Google Maps plantean muchas oportunidades. De hecho, en la nota oficial que Google ha publicado deja bastante claro que Waze puede integrarse dentro de Google Maps y que, obviamente, Waze puede beneficiarse de la potencia del buscador de Google y ofrecer aún mejor servicio a su comunidad de usuarios.

Tal y como se comentó durante el fin de semana, parece que una de las condiciones de compra del servicio era que el equipo de Waze permaneciese en su tierra natal, es decir, en Israel y por lo que se ha publicado en la nota oficial el hecho se confirma puesto que Waze seguirá operando desde Israel y no hay planes a corto plazo de una integración el equipo dentro del equipo de Geolocalización y Mapas de Google.

Uno de los problemas que tienen muchos servicios de geolocalización y mapas es la lentitud en la corrección de errores, un aspecto que Waze gestiona magníficamente bien y que puede aportarle mucho valor a Google Maps y, evidentemente, al resto de servicios de geolocalización de Google (incluyendo el navegador GPS).

Por cierto, de la envolvente económica no se ha comentado nada todavía más allá de lo que se dijo el domingo, desde Israel, momento en el que se comentó que la operación se habría cerrado con una cifra de 1.300 millones de dólares aunque, eso sí, es un dato que sigue estando sin confirmar.