Hace menos de 48h. que presenciamos el evento de Microsoft (Build 2013) en el que anunciaron Windows 8.1. A principios de este mismo mes, Apple presentaba también una renovación en sus sistemas operativos. Analizando las dos presentaciones, vemos como tienen maneras totalmente distintas de llevarlas a cabo y analizamos algunas de las diferencias entre Microsoft y Apple.

Presentación

Sin entrar en valoraciones de los productos que se muestran, lo primero que me llama la atención es el método tan distinto que tienen de realizar sus presentaciones. En cierto modo, parecen compañías que se dedican a productos diferentes, ya que la manera de presentarlos es radicalmente opuesta.

El evento de Windows parecía una especie de teletienda, los equipos estaban todos sobre el escenario desde el principio. La actitud de Microsoft es más "vendedor agresivo". Steve Ballmer parece una metralleta sin pausa y a diferencia de Apple desvela las novedades que más tarde serán presentadas.

Se nota que el hardware que muestran no lo desarrollan ellos, ya que le dedican 20 segundos a cada equipo que van presentando, lo cual psicológicamente deja un poso de infravaloración del producto. Julie Larson-Green transmite ansia y nerviosismo, creo que es un aspecto que deben mejorar para poder enseñar y vender sus productos de una manera más profesional.

Genera confusión como saltan rápidamente de una línea de productos a otra. Estando el software tan unificado, muchas veces no queda claro si están refiriéndose a un tablet, a la versión de escritorio, etc. Creo que deberían ser más organizados y esquemáticos a la hora de presentar sus productos.

Echo en falta multimedia, demasiadas palabras. En toda la presentación no exhibieron ni un vídeo comercial, y muy pocas imágenes que muestren de lo que se está hablando. La mayor parte del tiempo son palabras y más palabras a bastante velocidad.

A diferencia de Apple, Microsoft en su presentación se dirige a los desarrolladores continuamente, incluso dedican bastante tiempo a mostrar las mejoras que se han hecho en las herramientas para desarrollar aplicaciones. El evento de Apple, aunque en teoría se enfoca a desarrolladores, es totalmente comercial, las novedades van enfocada a desarrolladores y público por partes iguales.

Apple apuesta por el truco de magia, la intriga. Si en algo debemos darle un aplauso, es sin duda, a la ceremonia que con el tiempo han ido sofisticando. Todo es secretismo y expectación, las novedades se van presentando una por una, estando muy bien organizadas por temáticas, nunca mezclan dispositivos, etc.

Los responsables de Apple que suben al escenario desprenden una clase de "empatía zen", saben hablar muy bien, con mucha calma y creo que nunca he visto a una compañía que sepa transmitir eso delante una audiencia tan grande. Hay que reseñar que sobre el escenario van pasando responsables específicos de cada área, lo que da mucha más credibilidad, se nota cuando alguien tiene dominio de algo o no.

Apple habla y muestra a partes iguales, sus presentaciones están llenas de imágenes y vídeos. Las palabras sirven, la mayoría del tiempo, para ilustrar o acompañar lo que se está mostrando en la pantalla. Añade mucho dinamismo a la keynote y no hace falta que se hable tanto de algo, simplemente se enseña.

Apuesta

Diferencias en cuanto a la apuesta que están haciendo las dos compañías. Aunque hay ciertas tendencias que tanto Apple como Microsoft están implementando, los caminos que están tomando son bastante distintos.

Touch, touch, touch, touch. Windows 8.1 está muy enfocado a ser utilizado con nuestros dedos. Tanto la línea móvil como la versión de escritorio apuestan por este manejo. La gama Windows comparte el mismo aprendizaje, ya que la experiencia es bastante similar en cada uno de los distintos dispositivos. Supongo que esta característica es buena y mala a la vez, ya que de este modo resta individualidad a cada uno de los productos.

Productos híbridos, mezclando tablets y portátiles. Windows 8 es omnipresente y se adapta a todos los dispositivos, la estrategia es totalmente diferente, ya que los productos de Apple nunca compiten entre sí y tienen un target muy específico.

diferencias entre Microsoft y Apple

Microsoft se centra principalmente en su software, y en como éste se va integrando con servicios de terceros e incorporando nuevas funcionalidades. Bing va ocupando cada vez un lugar más importante y cada vez se va integrando más en el sistema, mientras Office sigue siendo una de sus armas más poderosas.

La apuesta de Microsoft se puede resumir en llevar Windows 8 a los máximos dispositivos posibles, donde tener una misma experiencia touch. Ofrece una interfaz cuidada y uniforme, aunque a la vez al estar tan descentralizada, la experiencia en cada dispositivo no se sentirá como algo único.

Apple en su última keynote ha despejado las duda sobre una supuesta aproximación en la interfaz de iOS y OS X. Ha renovado la cara visible de su sistema operativo móvil y no tiene mucho que ver con la apariencia de OS X. Buscan una experiencia distinta en cada uno de los sistemas operativos.

Apple está mejorando poco a poco sus mapas y Siri. Innovan dentro del sistema, a diferencia de servicios como Bing (o incluso Skype). Todo el software que Apple diseña está enfocado a hardware propio, creo que es uno de los puntos claves diferenciadores. Los productos son anunciados parándose en los detalles, mostrando como hardware y software se complementan.

De todos modos no todo son diferencias entre Microsoft y Apple. Han coincidido en mejoras de soporte para varios monitores, o actualizaciones automáticas, por poner ejemplos. Que Apple y Microsoft predican dos filosofías distintas es algo que sabemos desde hace mucho tiempo, y creo que se evidencia claramente en sus presentaciones, así como en sus ventas y adopción por los usuarios. Nuevamente, es cuestión de gustos.