Cuando muchos todavía no nos hemos recuperado de la noticia de que el cineasta de culto más polifacético de la actualidad, no sólo está preparando el lanzamiento de su próximo álbum de música, *The big dream*, que publicará el 1 de julio, sino que lanzaba su primer single, *I’m waiting here*, en colaboración con la artista sueca Lykke Li, a algunos ya se nos hace la boca agua con la posibilidad de una **nueva colaboración entre David Lynch y Trent Reznor**. El líder de Nine Inch Nails, publicaba en su cuenta de [Twitter](https://twitter.com/trent_reznor/status/347400467309027328) una fotografía suya junto al director de obras de culto como *Eraserhead*, *Dune*, *Twin Peaks* o *Mulholland Drive*. Pocos detalles más han trascendido, pero todo apunta a que será el director del videoclip del tema *Came Back Haunted*, primer single del esperado nuevo álbum de la banda, *Hesitation Marks*, que está previsto salga a la venta el próximo 3 de septiembre bajo el sello Columbia y cuya gira promocional arranca el 26 de julio en el Fuji Rocks Festival de Japón.

Ganador de un Oscar de la academia de Hollywood al mejor compositor por la música original de *[The Social Network](http://extracine.com/2010/10/soundtracks-the-social-network)*, no es la primera vez que se produce una colaboración entre David Lynch y Trent Reznor. Su primer encuentro nos transporta hasta ***Lost Highway***, otra de las películas de culto del cineasta de Missoula, cuya banda sonora se encargaba de producir Reznor, y que incluía temas de bandas como Rammstein, Marilyn Manson o The Smushing Pumkins. Su propia banda compuso una canción, ***The perfect drug***, que no fue incluida en la película, pero sí en la banda sonora publicada por Interscope Records, en la que también se podían escuchar los dos inquietantes cortes compuestos por el propio Reznor: *Videodrones: Questions* y *Driver Down*.

Tampoco es la primera vez que un cineasta como David Lynch se aventura en la dirección de **videoclips** o trabajos audiovisuales estrechamente ligados con la música. A petición del *New Music American Festival* se encargaba de la grabación de un insólito espectáculo audiovisual, que sería la delicia de sus más fervientes admiradores, como *Industrial Symphony No.1: The Dream of the Broken Hearted*. Presentaba *[Unestagged](http://extracine.com/2013/05/david-lynch-y-duran-duran)* en el último festival de Cannes, la grabación de un concierto de Duran Duran. Y en su lista de vídeos musicales nos podemos encontrar con obras como *I predict* para Sparks, *Longing* para Yoshiki, *Shot in the back of the head* para Moby, *Buttom Man* para Interpol, o incluso el teaser de *Dangerous* que creó para Michael Jackson. A falta de dosis cinematográfica -a veces se agradece que no sea tan prolífico como otros en el cine, dada la intensidad emocional de sus obras-, bien vale un estimulante vídeo musical para aplacar el mono de la desbordante y original creatividad de Lynch.

Si además también te interesa su **carrera musical**, sabrás que, más allá del fascinante [universo sonoro](http://extracine.com/2011/08/soundtracks-david-lynch) que ha desplegado a lo largo de su filmografía (y alguna otra), o de sus colaboraciones con Angelo Badalamenti, Julee Cruise, Jocelyn Montgomery o John Neff, en noviembre de 2011 publicaba su primer álbum de estudio en solitario, ***Crazy Clown Time***, del que lanzaba dos singles: *Good Day Today/I Know* y *Pinky’s Dream*, este último incluyendo la voz de Karen O. Una fascinante obra en clave electrónica en la que se podían encontrar las mismas señas de identidad que en su cine o cualquier otra de sus obras artísticas. Lo que está claro es que tienes muchas maneras de disfrutar de uno de los artistas contemporáneos más peculiares y controvertidos del panorama internacional.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.