Ayer, en la extensa *keynote* que inauguró el [**Google I/O 2013**](http://alt1040.com/tag/google-io-2013) pudimos ver bastantes cosas y, entre ellas, una de las más destacadas fue todo lo relacionado con [**Google Maps**](http://alt1040.com/2013/05/novedades-en-google-maps-google-io-2013). Además de presentar una [nueva versión para iOS y Android](http://alt1040.com/2013/05/nueva-version-de-google-maps-para-ios-y-android), los chicos de Mountain View también presentaron cambios en la versión de escritorio que, más allá del completo rediseño del servicio, elevan el listón a un nivel que hace que Google Maps sea el indiscutible líder en cuanto a servicios de georreferenciación se refiere. Además de presentar los cambios, Google anunció que podríamos acceder en el día de hoy a una [*preview*](https://maps.google.com/help/maps/helloworld/desktop/preview/) del servicio mediante una invitación que podíamos solicitar y que, particularmente, no se ha demorado en llegar y, por tanto, me ha permitido echar **un primer vistazo al nuevo Google Maps**.

## El nuevo interfaz
Uno de los cambios sustanciales del nuevo Google Maps es el cambio de interfaz; un cambio en el que el mapa pasa a ocupar toda nuestra pantalla y «la caja del buscador» pasa a ser un elemento situado sobre el mapa. Con este cambio, que elimina el marco alrededor del mapa en el que se situaban las opciones, ganamos en mayor visibilidad, es decir, vemos los mapas más grandes y tenemos una visión más amplia.

Si Google Maps ya era un buen servicio y funcionaba especialmente bien, con todos estos cambios Google ha conseguido subir muchísimo el listón y ha llegado a un perfecto equilibrio entre la gran cantidad de información geográfica que ha recopilado y, como no, ofrecer al usuario una buena experiencia de uso del servicio. Transiciones suaves al movernos por el mapa, ajustes de *zoom* automáticos o un cambio en los colores del mapa (a tonos mucho más suaves y agradables a la vista) son algunas de las cosas que veremos en esta *preview* en la que, además, podremos contribuir con nuestro *feedback*.

El buscador se simplifica mucho al convertirse en una pequeña caja sobreimpresa sobre el mapa, pasamos a una especie de *Omnibox* que sirve para buscar direcciones, buscar establecimientos o empresas o planificar rutas, funcionalidades que están ahí y que no requieren de botones u opciones adicionales que restaban, tradicionalmente, espacio a los mapas.

## La información local
Cuando Google presentó el nuevo Google Maps hizo bastante énfasis en la integración de información que ya tenía en el buscador, por ejemplo, la ficha de los establecimientos. Este tipo de datos toman una gran relevancia en Google Maps y podremos observar cómo se marcan en el mapa ubicaciones de empresas, podremos realizar búsquedas de bares y restaurantes (incluyendo recomendaciones generales y las de nuestros círculos de Google+), ver la información del tráfico (que además de ser informativa pasa a tener importancia a la hora de calcular rutas), ubicar paradas de autobús, localizar hoteles y tiendas, etc…

La información de recomendaciones, por ejemplo, es algo que podemos encontrar en servicios como Yelp o Foursquare (si buscamos geolocalización), una información que es de gran valor para los usuarios hoy en día y que Google se ha propuesto extender de manera horizontal tanto al buscador como a Google Maps para que no tengamos que recurrir a terceros.

## Datos y más datos
La cantidad de información que gestiona el nuevo Google Maps es enorme, tanto es así que en esta *preview* notaremos que se puede llegar a ralentizar nuestro equipo cuando el mapa se tiene que descargar mucha información (por ejemplo cuando hace una recreación 3D de los edificios de una ciudad).

Vale la pena detenerse a pensar en lo que tenemos en nuestras manos: mapas, fotografías a pie de calle, rutas, información del tráfico, puntos singulares en el mapa (universidades, restaurantes, hoteles, paradas de transporte público, etc), recreaciones de edificios en 3D, la orografía del terrero, fotos turísticas (las del clásico Panoramio), fichas de establecimientos, recomendaciones… Google se ha superado mucho con esta nueva versión de Google Maps al concentrar en el servicio todo lo que podríamos llegar a consultar para hacer cualquier cosa que se nos ocurra, desde planificar un viaje a localizar un restaurante en el que comer con nuestros amigos, dejando muy atrás a la competencia y sin muchas opciones a que éstas lo puedan superar.

## Las vistas
Además de ver el mapa convencional (totalmente rediseñado y con cierto aire al de OpenStreetMap que podemos ver en Foursquare), las fotos por satélite y las fotografías a pie de calle de Street View, la vista a 45º se transforma por completo para presentarnos modelos tridimensionales de las ciudades en las que se representan (donde es posible) los edificios en 3D (aunque tarde un poco en cargar) y también la propia orografía del terreno, es decir, desniveles, montañas o valles.

Gracias a la brújula podremos cambiar el punto de vista del mapa y la imagen que estamos viendo, pudiendo dar una vuelta completa (360º) o revisar una geográfica concreta valiéndonos de giros de la imagen (como si girásemos una cámara) o cambiando el grado de inclinación de la misma y alterando el ángulo de observación.

## Impresiones
Si Apple, Nokia o Microsoft con Bing pensaron alguna vez en alcanzar a Google Maps o superarlo, la nueva versión de Google Maps ha dado un *sprint* que va a ser complicado de seguir y superar. Google ha puesto el listón muy alto y, en mi opinión, la nueva versión de Google Maps se hace muy cómoda de manejar y agradable y si a esto le sumamos la calidad de los resultados de búsqueda, queda claro que va a seguir siendo el servicio de referencia durante bastante tiempo.

De todas formas, esta *preview* del nuevo Google Maps no es perfecta y presenta algunas carencias en la carga de datos o el renderizado de los elementos a representar. Trabajar con las recreaciones en 3D le cuesta un pcoo y eso se nota, al final, en la *performance* del servicio y la experiencia de uso. Además, si nos fijamos en algunos detalles nos encontraremos con «malas representaciones» de carreteras sobre el modelo 3D (bastante llamativo en el Golden Gate de San Francisco) o edificios que desde arriba presentan la propia orografía y desniveles del terreno (el edificio administrativo del Ala Oeste de la Casa Blanca, por eejmplo) que, en cierta medida, nos hacen rememorar algunos de los fallos de los mapas de Apple.

En líneas generales, creo que el nuevo Google Maps va a marcar un antes y un después en el terreno de los mapas y la geolocalización, un servicio de gran potencia que creo que encajará muy bien entre los usuarios.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.