SilverGryphon8

Investigadores de la Universidad de Tübingen y de la de Würzburg, en Alemania, han dado una vuelta de tuerca al uso de lo que denominamos **interfaz cerebro-ordenador**, también conocida como [BCI](http://alt1040.com/tag/bci), por sus siglas en inglés.

Hasta la fecha, los sistemas BCI eran utilizados principalmente para permitir la comunicación de personas totalmente paralizadas, debido a problemas en sus funciones motoras. Sin embargo, estos dispositivos no permitían ir más allá de los meros usos comunicativos, sin utilizar las funcionalidades de estos sistemas para aprovechar la creatividad e imaginación de los pacientes.

El [trabajo](http://www.academia.edu/2986792/Evaluation_of_a_Novel_BCI_Application_with_ALS_Patients_and_Healthy_Controls) de los investigadores alemanes ha permitido crear un novedosos sistema BCI, al que han denominado P300, con el objetivo de realizar cuadros pintados con el poder del cerebro. Este dispositivo podría ser utilizado en pacientes con **esclerosis lateral amiotrófica** (ELA), que aprovecharían su actividad cerebral para mostrar su faceta más artística.

Los individuos que padecen esta enfermedad sufren una parálisis total de sus funciones motoras, sin que esta degeneración progresiva afecte a su sensibilidad o inteligencia. Cada año se producen dos casos nuevos por cada 100.000 habitantes, y entre los pacientes afectados más conocidos se encuentra el físico **Stephen Hawking**.

Debido a la parálisis muscular que sufren estas personas, el desarrollo de este nuevo dispositivo BCI ayudaría, en cierta manera, a mejorar su calidad de vida. Los investigadores alemanes llevan años tratando de comprobar el funcionamiento del sistema P300, para poder así implementarlo en un futuro, de forma que pueda ser utilizado en personas con esclerosis lateral amiotrófica. ¿Pero en qué consiste este dispositivo? ¿Es posible realizar cuadros pintados con el poder del cerebro?

Los investigadores miden nuestra actividad cerebral gracias a un gorro lleno de electrodos. Mediante este sistema BCI, son capaces de *leer nuestros pensamientos*, y hacer que a través de ellos podamos crear cuadros pintados con el poder del cerebro. Para ello los usuarios tienen delante una pantalla con números y letras, que van siendo destacados de manera intermitente. Mediante el dispositivo BCI, se puede detectar, por la propia actividad cerebral del individuo, cuándo desea elegir un determinado número o letra, que llevará aparejado una forma, color u objeto diferente en el dibujo.

De esta forma, los usuarios de la interfaz cerebro-ordenador son capaces de crear cuadros pintados con el poder del cerebro, gracias a que ya es posible **monitorizar la actividad cerebral**. Un avance que podría, sin duda, mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados con ELA, dando muestras una vez más de cómo la tecnología puede ayudar a la medicina en muy diversos ámbitos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.