WhatsApp

Durante la última semana se ha hablado mucho sobre **WhatsApp** y la decisión de comenzar a cobrar a los usuarios de Android por el [uso del servicio](http://alt1040.com/2013/03/whatsapp-no-sera-gratis), una situación que se venía venir (y en este sentido siempre han sido transparentes y podíamos ver una "fecha de caducidad del servicio") pero no llegaban a ejecutar. Hasta ahora habíamos hablado de Android (y BlackBerry) pero, en el caso de iOS, siempre se pensó que las cosas no iban a cambiar porque se pagaba por la descarga de la aplicación; sin embargo, Jan Koum, CEO de WhatsApp, ha [confirmado](http://hipertextual.com/archivo/apps-descarga/pago-anual-por-whatsapp-para-iphone) que los usuarios de iOS también pagarán una cuota de acceso anual al servicio y, por tanto, WhatsApp para iPhone también será un servicio de pago.

Pues sí, al final WhatsApp se convertirá en un servicio de pago para todos los usuarios e, independientemente de la plataforma, habrá que pagar una suscripción con carácter anual para poder usar este servicio de mensajería móvil instantánea. Si bien Koum aún no ha hablado de fechas concretas en iOS, no sería descabellado pensar que este cambio de política (hacia la monetización del servicio) se ejecute también en iOS durante los próximos meses puesto que sí que hay intención de ponerlo en marcha este mismo año.

Este cambio de política aún sigue sorprendiendo a mucha gente pero si tenemos en cuenta que el servicio está libre de publicidad y el cliente tiene un coste irrisorio (o gratuito en el caso de Android o BlackBerry y las veces que se ha puesto de oferta en la App Store de iOS), no es raro pensar que el servicio iba a necesitar ingresos para subsistir y que se cumpliese "el aviso" de la caducidad y llegase un día en el que dejase de renovarse automáticamente.

La confirmación del cobro de cuota anual en WhatsApp para iPhone, en mi opinión, es algo bastante lógico y coherente con este cambio de estrategia. Por un lado, simplifica el modelo de gestión del servicio, tratando prácticamente igual a todos los usuarios y, por otra parte, elimina cualquier tipo de agravio comparativo entre plataformas.

Otro de los detalles que ha confirmado el CEO de WhatsApp es que, a diferencia de Line, no tienen planes de desatrollar un cliente de escritorio, consideran WhatsApp un servicio en movilidad y no quieren sacarlo de este escenario aunque sí que parece que se adentrarán en la transmisión de vídeo, es decir, parece que se han puesto manos a la obra para trabajar con las videollamadas al igual que ya ofrecen sus competidores.

WhatsApp puede considerarse una especie de "estándar de *facto*" y ocupa una posición privilegiada en su segmento, sin embargo, el fuerte empuje de Line y otras [alternativas](http://alt1040.com/2013/03/alternativas-a-whatsapp), así como este cambio de política, obligan al servicio a moverse y a evolucionar y, claro está, el modelo es una especie de bucle porque si queremos que el servicio se mantenga y evolucione, éste necesita ser sostenible económicamente de alguna forma.