Windows 8 lleva ya algunos meses entre nosotros y, como es lógico, son muchas las aplicaciones y los servicios que han ido adaptando su software al interfaz Metro del nuevo sistema operativo de Microsoft. Sin demasiada fanfarria, ha llegado a la Windows Store la traslación a Windows 8 de uno de los servicios de almacenamiento en la nube más populares entre los usuarios puesto que Dropbox ya está disponible como aplicación Metro.

Dropbox Metro

El cliente de Dropbox para Windows 8 ya está disponible en la Windows Store y, como cabe suponer, está disponible tanto para equipos con Windows 8 como equipos con Windows RT. La aplicación, desde el punto de vista visual, es muy atractiva y, por lo que se puede ver, está muy orientada al control táctil.

Con esta aplicación los usuarios podrán navegar por el contenido remoto que tienen almacenado en su espacio de Dropbox, de la misma forma que podríamos hacerlo con la aplicación para Android o para iOS, es decir, podremos visualizar nuestras carpetas remotas y su contenido. Además, podremos realizar búsquedas, abrir y editar documentos compatibles con la suite Microsoft Office o compartir contenidos a través del correo electrónico o nuestros perfiles en redes sociales.

La versión Metro de Dropbox no da mucho más de sí puesto que parece concebida para ahorrarnos el paso por el navegador ya que la sincronización de ficheros, por ejemplo, sigue siendo competencia exclusiva de la aplicación "clásica" de escritorio (la que genera una carpeta Dropbox y sincroniza su contenido con nuestro espacio de almacenamiento). De hecho, para subir archivos a Dropbox tendremos que pasar por la web o bien usar el cliente de escritorio porque tampoco es una funcionalidad soportada por la aplicación Metro.

Dropbox Metro 2

¿Y para qué lanzar esta aplicación Metro? Teniendo en cuenta que podemos usar el cliente "clásico" de escritorio, la versión Metro de Dropbox tiene como objetivo principal salvar el gap existente con Windows RT ya que, hasta ahora, no era posible trabajar con Dropbox en esta plataforma salvo que pasásemos por la versión web y, gracias a este cliente, al menos se podrán visualizar las carpetas y archivos almacenados en la nube así como descargar los contenidos que necesitemos.

En términos generales, la versión Metro de Dropbox es excesivamente espartana aunque es de suponer que, conforme pase el tiempo, el servicio irá añadiendo nuevas funcionalidades que le permitan unir, bajo una única aplicación, el cliente clásico con esta presentación al estilo Metro.