Después de la presión ejercida el año pasado por la industria del copyright a RapidShare no le quedó otra opción más que cambiar la estrategia de negocio, se hicieron ajustes como establecer límites en descargas para los usuarios y un rediseño total del servicio. Los resultados se resumen en una disminución de tráfico importante y el decremento de descargas de contenido con copyright. A la compañía no le queda más opción que buscar alternativas para continuar obteniendo ingresos enfocándose en servicios de almacenamiento y hosting en la nube.

El servicio registró un incremento importante de tráfico después del cierre de Megaupload, por lo que se convirtió en un blanco fácil para los responsables de los derechos de autor, como consecuencia, se cambiaron los términos de servicio y se hizo un rediseño completo para convertirse en un servicio de almacenamiento personal en la nube, compitiendo ahora con Drobpox o Skydrive.

Un vocero de la compañía declaró:

Es natural que un límite de tráfico genere una reducción de usuarios, pero también podemos confirmar la reducción de infracciones de copyright desde que lanzamos nuestro nuevo modelo de negocio. Hemos elegido el camino correcto, para 2013 nos concentraremos en innovaciones de producto y esperamos anunciar RapidDrive para Mac OS X que logrará hacer más atractivod a nuestro servicio de almacenamiento en la nube.

En este gráfico tomado del sitio de estadísticas Alexa, se puede observar la caída de tráfico durante los últimos meses:

Rapidshare Alexa

A pesar de que éste año se registran números más bajos con respecto a 2012, los nuevos cambios en el servicio aseguran una mayor tranquilidad y que asociaciones como la RIAA volteen a investigar otros sitios. RapidShare supo cómo evitar un final como el de Megaupload, pero a cambio perdieron tráfico y usuarios, realmente tendrán que trabajar mucho para continuar obteniendo ingresos a través del servicio de almacenamiento de archivos.