Uno de los sistemas de pago más cómodos que podemos encontrar en la red es PayPal, un servicio que nos permite realizar transacciones (o mejor dicho transferencias de dinero) con terceros y, por ejemplo, pagar de manera segura una compra sin tener que facilitar a dicho tercero el número de nuestra tarjeta de crédito. Para muchos usuarios, PayPal es un servicio seguro y de confianza, un hecho que podría tambalearse un poco si se llega a verificar el último comunicado que ha realizado Anonymous que afirma haberse hecho con los identificadores y contraseñas de 28.000 usuarios del servicio.

Anonymous

La noticia la ha hecho pública Anonymous a través de Twitter aunque el enlace que han compartido, y que supuestamente apuntaba al "botín" capturado de los servidores de PayPal, ha dejado de funcionar. Esta acción de Anonymous se enmarca dentro de las protestas que se esperaban hoy 5 de noviembre, que es la fecha en la que desde 1605 se recuerda a Guy Fawkes y donde se atribuyen acciones en los sistemas de la OSCE (Organization for Security and Co-operation in Europe), Symantec y la que hemos comentado de PayPal.

¿Y qué es lo que se han llevado? Por lo que han publicado en la red (aunque ahora mismo no está disponible), el colectivo se habría llevado los datos de 27.935 usuarios, es decir, su identificador de usuario, su contraseña y su número de teléfono; unos datos que han estado algunas horas publicados en la red. Como es lógico, PayPal ha salido a comentar este hecho (es lo menos que se puede esperar) y, a través de Twitter también, el responsable de comunicación de la compañía está comentando que están investigando este hecho y que, por ahora, no se han encontrado pruebas que confirmen que hayan sufrido algún tipo de robo de datos.

Teniendo en cuenta que los datos publicados han sido retirados con bastante premura, por ahora es complicado evaluar la gravedad de la situación, sobre todo, hasta que PayPal no confirme que realmente han sufrido el robo de los datos. Habrá que estar atentos por si se produce cualquier tipo de cambio en la situación.

Actualización PayPal confirma a través de Twitter que ha sido un falso aviso y que ni sus sistemas ni los datos de sus usuarios se han visto comprometidos. Un alivio, sin duda.