Google Wallet es quizás uno de los ejemplos prácticos más conocidos de aplicación de la tecnología NFC dentro de un uso cotidiano. Si bien este servicio de Google no goza de toda la popularidad que se esperaba, la tecnología NFC tiene muchas posibilidades y su integración dentro de los *smartphones* nos abre la puerta a convertir estos dispositivos en dispositivos de identificación (sustituyendo las típicas tarjetas RFID que se usan en muchas oficinas) o, incluso, pueden revolucionar la gestión de los contactos profesionales. ¿Revolucionar la gestión de contactos? Aunque pueda parecer rara la afirmación, MOO ha decidido caminar por esta senda con un producto bastante revolucionario (a la par que útil): tarjetas de visita NFC.

Hoy en día son muchos los dispositivos móviles que se lanzan al mercado con esta tecnología (aunque el iPhone 5 es, precisamente, uno de los que no lo incluye) y gracias a las múltiples opciones de sincronización de contactos que podemos encontrar en el mercado, no es raro compartir la misma libreta de contactos entre nuestro *smartphone* y nuestro ordenador. Muchos profesionales tienen la costumbre de pasar a su agenda los datos de las tarjetas de visita que van intercambiando cuando asisten a eventos o reuniones y así mantener su agenda actualizada pero, realmente, intercambiando información entre dispositivos móviles (o con aplicaciones como Evernote Hello) podríamos ahorrarnos tener que copiar a mano los datos o tener que dictarle a otra persona la url de la web de nuestra empresa.

Pensando en facilitar el intercambio de datos y dar cierto toque innovador a algo tan clásico como las tarjetas de visita, MOO ha desarrollado una evolución muy singular de este producto (que haría morir de envidia a Patrick Bateman): unas tarjetas de visita que integran un chip NFC en el que podremos grabar cualquier tipo de información (coordenadas de contacto, enlaces a nuestros trabajos, las coordenadas de nuestras oficinas, etc).

La tecnología NFC (Near field communication) es una tecnología de comunicación de corto alcance que trabaja en la banda de frecuencia de 13,56 MHz y permite intercambiar información entre dos dispositivos, es decir, pasando un dispositivo móvil sobre esta tarjeta de visita, la tarjeta enviará información al terminal sobre las acciones a ejecutar (enviar un contacto en vCard, abrir una url concreta, abrir la aplicación de mapas, etc) y, sin ninguna duda, sorprenderemos a la persona con la que estemos intercambiando las tarjetas. El producto, bajo mi punto de vista, es bastante innovador y puede dar mucho juego (sobre todo porque la información se puede sobrescribir y reprogramar), por lo que en manos de alguien creativo, este tipo de tarjetas de visita pueden convertirse en un curioso soporte promocional con el que sorprender a nuestros clientes o a otros profesionales.

Con la buena cantidad de terminales que hay en el mercado con soporte NFC, dejando a un lado Google Wallet (que quizás haya llegado demasiado pronto), no hay muchas aplicaciones prácticas de NFC aún en circulación y, para muchos usuarios, sigue siendo una tecnología desconocida y sin utilidad a pesar del potencial que tiene.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.