FBI

El FBI ha emitido un comunicado oficial refutando la declaración hecha por los miembros de AntiSec donde se afirmaba haber hackeado el ordenador portátil de un agente especial del FBI y el robo de un archivo que contenía 12 millones de IDs de dispositivos de Apple junto a la información personal asociada.

FBI

Según la agencia, no tenían conocimiento de tener en su poder un archivo que contenga los datos que el colectivo decía haber sustraído . Un comunicado emitido hace unas horas que decía lo siguiente:

>El FBI está al tanto de los informes publicados que alegan que un portátil del FBI se ha visto comprometido y los particulares sobre UDIDs de Apple fueron expuestos.

>En este momento no hay evidencia que indique que un ordenador portátil del FBI se haya visto comprometido o que el FBI haya solicitado ni obtenido estos datos.

Unas declaraciones que dejaban pie a la duda sobre la existencia del portátil y por la que el FBI acabó declarando en Twitter que:

>Sobre la declaración en los informes de que uno de nuestros portátiles con información personal fue hackeado, nunca tuvimos información de esto. Conclusión: es totalmente falso.

Ahora habrá que ver si es o no verdad. Según AntiSec, el archivo publicado y cifrado contiene 1 millón de UDIDs de dispositivos de Appe, un archivo obtenido del portátil del agente especial del FBI Christopher K. Stangl. Además, el colectivo asegura tener en su poder más de 12 millones de IDs donde se incluye información personal de los usuarios.

Un archivo que se encontraba bajo el título de "NCFTA_iOS_devices_intel.csv.". AntiSec asegura que esta información demuestra que el FBI usaba esta información para vigilar y rastrear a los usuarios.

Lo cierto es que mientras que el FBI niega estas declaraciones, el título del archivo remite a las siglas National Cyber Forensics and Training Alliance, una organización sin fines de lucro creada en 1997 por el FBI como forma de conducto entre la industria privada y las fuerzas del orden para ayudarles a intercambiar información y colaborar en los casos.

Wired ha intentado ponerse en contacto con la NCFTA sin obtener respuesta alguna. Mientras, The Next Web ha creado una herramienta para que los usuarios comprueben si su UDID de Apple se encuentra entre los datos liberados por AntiSec.

Participa en la conversación

16 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Si ahora dicen que no hacen nada para lavarse las manos, el fbi cree que la gente es bien tonta o estupida ellos no hacen nada y lo que encontraron fue en una portatil del fbi por favor sean mas serio

  2. Como han icho en otras partes, lo curioso de esto es que dicen «no hay evidencia de que nos hayan hackeado» «no hay evidencias de que espiamos».

  3. Apple tampoco ha desmentido ni ha confirmado que los registros de sus UDID estuvieran comprometidos, lo cual habla muy mal de la marca de la manzana podrida.

  4. si como si el fbi va a salir a dcir si teniamos las udids si nos hackearon si ayudamos y nos ayuda apple dooooohhh ni que fueran tontos y como dicen arriba no han desmentido en nombre

  5. obvio que van a negar todo, osea acaso piensan que van aceptarlo?, vamos que pensar que eso iba a suceder es ser demasiado ingenuo por no decir otra palabra

  6. Los archivos CSV (del inglés comma-separated values) son un tipo de documento en formato abierto sencillo para representar datos en forma de tabla, en las que las columnas se separan por comas.

  7. El nombre del archivo se las trae, así como el formato del archivo para guardar 12 millones de registros.

    Parece sacado de una pelí cutre de ficción.

    1. Se ve que no trabajas con bases de datos que tienen que ser multiplataforma. Todos los sistemas de bases de datos tienen opción para trabajar con archivos de texto.

    2. Crío, la extensión es lo de menos en un archivo, la extensión no define el formato, eso es un error de windows que puedes guardar un txt como exe,en fin lo importante es el programa que lo abre. Kate.

      1. No se refiere a la extensión sino al nombre del archivo, tipo «Datos Ultra Secretos con todos los planes de los malos» para que el hacker bueno diga «lo encontré».